La diputada del Partido Aragonés (PAR), Elena Allué, ha exigido este lunes que se refuercen las medidas para atajar la "ola de secuestros" de menores refugiados del conflicto sirio en la UE, instando al Gobierno de España a implicarse más en la "emergencia humanitaria" que ha supuesto el tránsito de personas huidas de esta guerra hacia Europa acogiendo a estas personas, especialmente a los niños.

En rueda de prensa, Allué ha presentado una proposición no de ley que defenderá en sesión plenaria de las Cortes el próximo mes de marzo, en la que además pide al Consejo de la UE que impulse una acción conjunta de Europol "ante la imposibilidad de atajar la ola de secuestros" de menores no acompañados, indicando que la mayoría de los 10.000 menores en esta situación han caído en manos de redes de tráfico de personas. Para promover esta actuación de Europol es necesario dotarla de los recursos necesarios.

De acuerdo con las investigaciones de la Oficina Europea de Policía "la pista de la mitad del total de niños desaparecidos, que sí fueron registrados al entrar a Europa, se pierde en Italia, donde al menos 5.000 menores no acompañados han escapado de la supervisión de las autoridades y quedan a merced de una "infraestructura criminal paneuropea", relativamente nueva y enormemente sofisticada que ha fijado su objetivo en los refugiados. Otros 1.000 menores habrían desaparecido en Suecia".

Estos niños, subraya Elena Allué, "llegaron a Europa cansados de vivir rodeados de guerra y de violencia. Se sabe que*se registraron en algún país europeo. Pero ya no se sabe nada más de ellos "un escándalo mayúsculo en Europa en pleno siglo XXI".

Asimismo, la parlamentaria ha solicitado a los fiscales de Eurojust que abran una investigación para dilucidar la cadena de irregularidades cometidas y en caso de considerarse crimen de lesa humanidad, remitir la situación al Fiscal de la Corte Penal Internacional para que los juzgue.

Elena Allué ha señalado que este es "un verdadero drama que debería mover las conciencias de todos los europeos", subrayando que la UE se construyó sobre los valores de la solidaridad, la libertad y los derechos humanos. "Si ninguna institución es capaz de llevarse las manos a la cabeza significa que habremos la oportunidad de cumplir con los ideales" de la UE.

Convención de derechos del niño

La diputada se ha remitido al Pacto por la Infancia, basado en la Convención de los Derechos del Niño, para afirmar que todos los Estados tienen la obligación de proteger a los menores y tomar medidas contra los traslados y las retenciones ilícitas de niños. Ha llamado la atención sobre los menores no acompañados.

Los 54 artículos que componen la Convención de Derechos del Niño recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños, y constituyen el tratado internacional más ratificado de la Historia. Los 195 países firmantes "tienen que rendir cuentas sobre su cumplimiento al Comité de los Derechos del Niño".

El artículo 8 señala la obligación del Estado de "proteger y, si es necesario, restablecer la identidad del niño", mientras que el artículo 11 menciona expresamente la obligación del Estado de "adoptar las medidas necesarias para luchar contra los traslados ilícitos y la retención ilícita de niños en el extranjero, no solo en el caso de su padre o su madre sino también por una tercera persona".

Elena Allué ha destacado el artículo 22, que constata "la necesidad de protección especial a los niños considerados refugiados o que soliciten el estatuto de refugiado y es obligación del Estado cooperar con los organismos competentes para garantizar dicha protección y asistencia".

La Convención, ha continuado Allué, tiene tres protocolos que la complementan, "el relativo a la venta de niños y la prostitución infantil, el relativo a la participación de los niños en conflictos armados y el relativo a un procedimiento de comunicaciones para presentar denuncias ante el Comité de los Derechos del Niño".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.