El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha asegurado que ha quedado "impresionado" con la "pericia" y la capacidad logística que tiene la Base Aérea de Zaragoza y, en concreto, el Ala 15, unidad que ha visitado este lunes.

En declaraciones a los medios de comunicación, Morenés ha considerado que el Ala 15 y la base zaragozana son ejemplos "de eficacia" y ha estimado que los F-18 son "uno de los grandes éxitos de la aviación española".

Tras recorrer estas instalaciones, ha subrayado que "me he quedado impresionado de la pericia que han demostrado en estos tiempos y de la capacidad logística que tiene esta base de poder mantener en el aire un porcentaje de aviones elevadísimo".

Esta capacidad logística "dice mucho del Ejército del Aire", ha resaltado, al recordar que estos aviones "han estado desplegados en las misiones más importantes que ha tenido la ONU, la OTAN y España en estos últimos años".

Al ser preguntado por si este será uno de sus últimos actos en el cargo, Morenés ha comentado que "siempre he estado preparado para que me quiten mañana", pero "hasta el último día hay que estar trabajando, sin prejuzgar cuándo va a ser el último día" porque es una forma "muy sana" de afrontar la labor en un cargo público, ha defendido.

El teniente Jesús Martínez Cava, destinado al Ala 15, ha detallado que en este recorrido el ministro ha podido conocer el funcionamiento de la unidad y, después, comprobar las labores de mantenimiento que se realizan a los aviones en el hangar y el armamento que lleva un F-18, como el misil Taurus que "es el más novedoso", de largo alcance y que permite el ataque "aire-suelo".

"por vocación"

La capitán Natalia Sanjuán ha destacado que lo que caracteriza a esta unidad del Ejército del Aire es "su versatilidad" y que sus aeronaves "pueden volar tanto en misiones aire-aire como superficiales". Ha detallado que esta unidad ha participado, entre otros puntos, en misiones en Libia hace tres años y se dirigen a "donde nos manden".

En el Ala 15 hay "unos 40 aviones y unos 30 ó 40 pilotos", ha apuntado, para precisar que la vida operativa de los pilotos de combate suele terminar con su ascenso a comandante, a los "ocho o diez años" de salir de la academia, "salvo que tengas la suerte de ser el jefe de un escuadrón, en cuyo caso puedes seguir volando". "A todos nos gusta volar, todos estamos aquí por vocación y es una pena dejar de volar", ha admitido.

Sobre la celebración de las maniobras Tiger Meet este mes de mayo en Zaragoza, la capitán ha indicado que participarán "la mayoría de los escuadrones Tiger de la OTAN" y cada año las acoge "una unidad tigre".

"Será un ejercicio muy grande a nivel OTAN" en el que se podrán ver aviones de combate y helicópteros". Sanjuan ha comentado que la Base Aérea de Zaragoza "es una de las más grandes de España" y, por ello, "puede albergar ejercicios de esas características".

ALA 15

El Ala 15 se creó en diciembre de 1985 y los cuatro primeros EF-18 llegaron en vuelo directo desde los Estados Unidos en julio de 1986. La unidad realizó su debut en octubre de ese mismo año con su intervención en un ejercicio programado con el resto de unidades aéreas del Ejército del Aire. En enero de 1989 se integró en el Servicio de Alarma Aérea para contribuir a la defensa del espacio aéreo español.

Cuenta con tres escuadrones: el 151, con indicativo Toro; el 152, con indicativo Marte; y el 153 con indicativo Ebro. El Ala 15 tuvo su bautismo de fuego en operaciones reales en diciembre de 1994, cuando fue designada para participar en las misiones de paz de la OTAN en la república de Bosnia-Herzegovina y Kosovo. Más recientemente, en 2011, ha intervenido en una misión en Libia.

En noviembre de 2000 y en septiembre de 2010, el 151 Escuadrón y el 152 Escuadrón obtuvieron, respectivamente, la calificación de 'Combat ready', siendo el Ala 15 la primera unidad de las Fuerzas Aéreas españolas en lograr este reconocimiento y, también en disponer de dos escuadrones operativos con esta calificación.

El Ala 15 adiestra a su personal y mantiene en estado operativo los medios asignados para contribuir en la vigilancia y control del espacio aéreo español, está preparada para aportar sus capacidades como parte de la contribución española a las Fuerzas de Reacción y a los planes operativos de las organizaciones internacionales en las que participe España y realiza el adiestramiento inicial y el reentrenamiento de todos los pilotos de F-18 del Ejército del Aire.

Los F-18 de esta unidad pueden asumir distintas misiones tácticas, desde la interceptación y combate con otras aeronaves para lograr y mantener la superioridad aérea en misiones aire-aire; a atacar objetivos estratégicos o apoyar a fuerzas de superficie mediante el ataque a objetivos tácticos tanto en tierra como en mar —misiones aire-suelo—. Para cumplir con estas misiones, el Ala 15 dispone de unos 500 profesionales entre oficiales, suboficiales, tropa y personal civil.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.