La dirección de la empresa Autobuses Urbanos de Zaragoza (AUZSA) ha solicitado al área de Movilidad del Ayuntamiento la ciudad que "aclare" el nuevo decreto sobre servicios mínimos ante el conflicto del autobús para que los conductores inicien los paros parciales al final del trayecto de cada línea.

El gerente de AUZSA, Manuel Ramo, ha explicado que tras reunirse con el comité de huelga para trasladarles el decreto que ha emitido el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado viernes, se han creado "diferencias de interpretación" por lo que han acordado que sea el consistorio el que explique la forma de acatarlo.

En declaraciones a Europa Press, Ramo ha informado que durante la reunión con el comité de huelga la dirección ha trasladado que "deben alargar el itinerario hasta el terminal de línea y el comité ha planteado que si el paro parcial comienza a las 9.00 horas los autobuses que hagan esa expedición no pueden ejercer su derecho a la huelga y defienden que no salga de cocheras".

Para la dirección de la empresa, esta postura de los trabajadores "se entiende que redunda en un peor servicio y sería hacer unos servicios mínimos —del 33 por ciento— aún más mínimos por lo que hemos pedido al Ayuntamiento que aclare como se debe poner en marcha".

Ramo ha justificado esta petición al Consistorio dada la diferencia de interpretación entre ambas partes y porque "es el competente de los servicios mínimos y el decreto no es muy claro".

A su parecer, "lo más prudente, como empresa antes de reducir más el servicio creemos que tiene que ser el Ayuntamiento el que explique lo que quiere decir con ese decreto".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.