Efectivos de la Guardia Civil y del Servicio Cinológico de la Policía Local de Burgos detuvieron a una mujer por tratar de introducir sustancias estupefacientes en el Centro Penitenciario burgalés, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

La detención se produjo este sábado, cuando la citada mujer, M.N, de 65 años, fue sorprendida en posesión de cuatro óvulos de hachís que pretendía 'pasar' a un interno a quien se disponía a visitar.

Fue el perro del Servicio Cinológico de la Policía Local de Burgos el que procuró la pista a los agentes, ya que marcó de manera concluyente a esta persona durante su reconocimiento.

El equipo EDOA de la Unidad Orgánica de Policía Judicial se hizo cargo de la detenida y de las correspondientes diligencias, que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.