El Ayuntamiento de Almería y la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Fomento y Vivienda, han acordado fijar un plazo de cuatro meses para la redacción y supervisión del proyecto que finalizará las obras de las Casas Consistoriales y la Plaza Vieja, que agrupará las subfases en las que anteriormente se había dividido esta actuación, de forma que la elaboración del mismo por parte del Gobierno andaluz arrancará una vez que el avance de las obras actuales, correspondientes a la primera fase, permitan determinar el punto de partida, lo que se calcula para finales de 2016.

En rueda de prensa el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el consejero de Fomento, Felipe López, han indicado que la adenda al convenio general tendrá que recoger estas modificaciones con las que se pretende que la obra "no se dilate en el tiempo" y pueda estar acabada en su conjunto a finales de 2018, según ha precisado el regidor.

En esta línea, ambos representantes institucionales han comentado que en el plazo de diez días se prevé que las modificaciones, entendidas en relación a los plazos, se aprueben por junta de gobierno en el Ayuntamiento de Almería, que dará traslado a la Consejería para dar el visto bueno al documento antes de proceder a su firma.

El primer edil ha reconocido que las obras actuales están afectadas por los retrasos derivados de la catalogación arqueológica de los restos funerarios que han quedado al descubierto durante la intervención, aunque cree que podrán terminarse a finales de año.

En este sentido, el consejero ha apuntado que "hasta que no esté prácticamente concluida la obra actual no podremos redactar el proyecto de finalización porque va sobre lo ejecutado", por lo que ha mostrado su interés en coordinar "de forma precisa" las fases de la actuación con la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento para ajustar los plazos y, si es posible, comenzar la redacción de la fase final antes de que acaben los trabajos materiales de la fase actual.

Con esto, la Junta se ha comprometido a que, una vez que conozca el estado en el que se finalizan las actuaciones, redactar y supervisar el proyecto final en un tiempo no superior a cuatro meses para que, acto seguido, el Consistorio pueda iniciar los trámites de licitación.

El titular andaluz de Fomento ha indicado que "quizá no tenga que ir al boletín de la CE" en relación al importe de la actuación, lo que permitiría abreviar aún más los tiempos, si bien ha insistido en su voluntad de actuar con la "máxima transparencia" en cuanto a publicidad y concurrencia se refiere.

El alcalde ha destacado la "firme voluntad" de ambas partes de que las obras estén terminadas en 2018, por lo que cree que los "pequeños detalles técnicos" que han quedado pendientes de resolver quedarán solventados en la adenda final y permitirán reducir los plazos en los que la actuación pueden quedar interrumpida a nivel técnico.

Consulta aquí más noticias de Almería.