El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, se ha mostrado convencido de que el Gobierno regional tiene un 'plan b' contra la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de recurrir la ley que permite a los funcionarios de la Junta trabajar más allá de los 65 años y reducir su jornada laboral de 37,5 a 35 horas semanales y ha dicho que confía en que lo ponga en marcha para que esta medida no tenga problema desde el punto de vista constitucional.

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes para presentar más de 150 propuestas para la recuperación y la creación de empleo en la región, ha lamentado que el Ejecutivo de Rajoy "se vaya matando" y "toque las narices hasta el último momento", calificando este recurso de "disparate". "Que se abstenga de esas cosas y se ocupe de dar una alternativa al país, que falta le hace", ha agregado.

Dicho esto, ha defendido que la recuperación de la jornada laboral de 35 horas para los empleados públicos de la región es un "logro muy importante" que se ajusta a derecho y por ello se ha mostrado confiado en que el Gobierno de la región, como ya preveía esta contingencia, pongan en marcha dicho "'plan b' y haya cobertura jurídica para que esta medida no tenga problema desde el punto de vista constitucional".

"Estoy seguro de que lo tiene y de que el Gobierno de España no podrá hacer nada a pesar de que quiera seguir machacando a los empleados públicos de Castilla-La Mancha. Ya lo hizo el PP cuando gobernaba en la región y ahora quiere hacerlo el Gobierno de Rajoy antes de irse. Resulta que tienen fijación con la gente de Castilla-La Mancha y especialmente con empleados públicos", ha condenado Gil, que ha precisado que este colectivo tendría que tener en cuenta "quién defiende sus intereses".

Consulta aquí más noticias de Toledo.