El Gobierno de Castilla-La Mancha ha analizado con la Asociación de Balnearios de Castilla-La Mancha diversas "fórmulas de colaboración" para impulsar la actividad del sector, que ya promocionó la estancia en sus establecimientos asociados de personas mayores, en actividades financiadas por la consejería de Bienestar Social a través de tres programas de ayudas.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, acompañada por el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez, han mantenido una reunión con la presidenta de la Asociación Regional de Balnearios, Dolores Llario, a la que ha transmitido la "voluntad del Gobierno regional de incrementar el apoyo que viene prestando a las empresas que gestionan los balnearios de Castilla-La Mancha".

En la reunión han valorado las acciones que de forma conjunta se han realizado durante el año 2015 por medio de la Orden de Convocatoria de 03/06/2015, por la que se establecían las bases reguladoras de subvenciones a entidades privadas de iniciativa social para el desarrollo y mantenimiento de programas y servicios de atención a personas mayores en Castilla-La Mancha, ha informado la Junta en nota de prensa.

Las actividades impulsadas han sido: el Programa experimental de estancias cortas en balnearios de Castilla-La Mancha, gestionado por la propia asociación, el Programa de promoción del envejecimiento activo y relaciones Intergeneracionales, llevado a cabo por UDP, en el que participaron 32 grupos de personas mayores, y el Programa de Respiro Integral Terapéutico, de la Federación de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (Fedacam).

Una de las mejores redes termales

Tanto la consejera como la presidenta de los balnearios han coincidido en señalar que Castilla-La Mancha "posee una de las mejores redes de establecimientos termales de España", con un componente estratégico para la economía del medio rural, ya que ofrece 600 puestos de trabajo estables y 1.700 indirectos, "lo que convierte a los balnearios en los mayores generadores de empleo en sus comarcas", ha subrayado la consejera.

Las estancias en establecimientos termales generan múltiples beneficios para las personas, tanto jóvenes como mayores, desde terapéuticos, curativos y preventivos, además de importantes retornos económicos para las poblaciones del medio rural en las que se localizan, ha manifestado Franco.

La Asociación de Balnearios de Castilla-La Mancha está integrada por los establecimientos termales de Benito, de la Concepción, de la Esperanza y de Tus, en la provincia de Albacete; por los balnearios de Fuencaliente y Cervantes, en la de Ciudad Real, y por el balneario de las Palmeras, en la provincia de Toledo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.