La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha asegurado que ningún ganadero se ha quedado fuera de las ayudas para razas locales amenazadas (tudanca, pasiega, monchina e hispano-bretona) por falta de presupuesto, si bien 32 no podrán acceder por no alcanzar el mínimo de tres cabezas (UGM), y 166 solicitantes recibirán menos cuantía de la que venían cobrando por superar el nuevo límite de 30 reses mayores de dos años por explotación.

Según datos de la Consejería de Medio Rural recogidos por Europa Press, se han presentado un total de 618 solicitudes a esta convocatoria de ayudas financiadas por el FEAGA y el FEADER, de los que 378 son ganaderos a título principal (ATP).

Según estos datos, las reses que no van a ser subvencionadas por encontrarse en explotaciones con menos de tres UGM son medio centenar, mientras que la limitación de subvencionar sólo las 30 primeras cabezas afectará a un total de 3.024 animales.

Así lo señala la Consejería de Medio Rural en su respuesta a toda una batería de preguntas formuladas por escrito por el diputado del PP Luis Carlos Albalá.

En una de ellas, el departamento que dirige Jesús Oria explica que el presupuesto necesario para abonar las ayudas a todos los solicitantes si no se hubieran establecido esos mínimos y máximos, ascendería a 2,38 millones de euros, frente a los 1,9 millones de euros consignados en 2015.

Fuentes de esta consejería han explicado a Europa Press que se ha introducido un techo de 6.000 euros por explotación precisamente para "evitar que nadie se quede fuera".

En este sentido, señalan que con los criterios de reparto anteriores, algunos ganaderos se llevaban "cantidades astronómicas" y muchos se quedan fuera de la convocatoria, entre otras cosas porque al incorporar el PP el caballo hispano-bretón, el número de beneficiarios aumentó de forma "impresionante".

Según el Gobierno, el número de solicitudes ha pasado de 393 en 2014 a 618 en 2015. Se mantiene el importe unitario de 200 euros por animal, lo que supone que cada beneficiario de la ayuda "cobrará un 66% más" que en 2014.

Los nuevos criterios de reparto no han gustado a la Asociación de Vaca Tudanca, presidida por el alcalde de Valdáliga, Lorenzo González (PP). Este colectivo reclama la supresión del techo de 6.000 euros y del tope subvencionable fijado en 30 reses mayores de dos años por explotación ganadera, y reclama "proporcionalidad" en el reparto de los fondos, de forma que "pierdan los grandes y los pequeños".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.