La aprobación esta semana de los presupuestos municipales de Córdoba para este año convierte a la ciudad en la única capital junto con Almería que ha dado luz verde a sus cuentas publicas de 2016. Almería fue la única que acabó el año 2015 con presupuestos aprobados y Córdoba se sumó a ella esa pasado semana con la aprobación inicial de las cuentas mientras que el resto de las capitales manejan diferentes escenarios, desde la previsión de que se aprueben en próximas semanas hasta límites temporales en la negociación para, de no resolverse, continuar con los presupuestos prorrogados.

Los resultados de las pasadas elecciones municipales, con pocas mayorías absolutas y nuevos gobiernos con más debilidad que los anteriores y que han necesitado apoyarse en las nuevas formaciones políticas para que los mandatos echasen a andar, están entre las causas que han ocasionado que la mayoría de las capitales no tenga aún presupuestos para este año.

La campaña electoral de los comicios generales en las últimas semanas de diciembre también ha sido el motivo que han esgrimido algunos gobiernos municipales para aplazar a primeros de este 2016 la aprobación de las cuentas.

Ese es el caso de Sevilla, donde el alcalde, Juan Espadas (PSOE), quiso dejar fuera de ese periodo el proyecto presupuestario para evitar que éste fuera utilizado como "instrumento de confrontación" política. Así las cosas, no fue hasta mediados de enero cuando el regidor presentó las cuentas, que crecen un 5,5 por ciento con respecto al año pasado, hasta los 797 millones de euros.

El equipo de gobierno concibe estos presupuestos como los "del cambio"; "ambiciosos y coherentes" con las ordenanzas fiscales aprobadas; y rigurosos, sin llevar a un mayor endeudamiento. Sin embargo, ahora debe empezar una negociación con los grupos con representación municipal. Pese a las dificultades, se baraja que las cuentas podrían estar aprobadas a finales de febrero o principios de marzo, pero la fecha del pleno para la votación aún no está fijada y dependerá del avance de esas negociaciones.

Tampoco hay fecha para la votación en Málaga, toda vez que los grupos municipales de PP y Ciudadanos se debatieran la pasada semana entre defender que había un acuerdo cerrado para aprobar las cuentas, como apuntaba la formación naranja, o un escenario más conservador que únicamente hablaba de negociaciones "muy avanzadas" y a punto de cerrarse.

Economías heredadas

Febrero o marzo es la previsión que maneja el alcalde de Jaén, Javier Márquez (PP), para la aprobación inicial de las cuentas de un Ayuntamiento marcado por recientes movimientos políticos, tras la salida de los que fueran los tres concejales de Ciudadanos, determinantes para que los 'populares' llegaran al gobierno y que ahora han pasado a ser no adscritos.

"Seguimos trabajando y, teniendo en cuenta que el PSOE muchas veces no hizo ni presupuestos en el Ayuntamiento de Jaén. Nosotros vamos a presentarlos cuando corresponde y acorde a las necesidades de la ciudad", manifestó recientemente el regidor jiennense, que ha aseverado que los presupuestos "son complejos" y "hay que cuadrar ingresos con los gastos que genera una Administración que, además, tiene unas dificultades añadidas en cuanto a su financiación".

Después de que el poco tiempo disponible haya llevado al Ayuntamiento de Cádiz a haber renunciado a una de sus promesas electorales, unos presupuestos participativos, el concejal de Hacienda, David Navarro, preveía que la primera semana de febrero iba a ser "crucial" para las cuentas públicas, pero lo cierto es que no ha trascendido más que los técnicos municipales siguen trabajando en ellas.

Por el momento, el equipo de gobierno local no ha enviado a la oposición el documento, como prevé hacerlo. Según la situación, la convocatoria del pleno para su aprobación es algo que aún no está en el horizonte más próximo del consistorio, que en cualquier caso preveía poder tenerlos listos en el primer trimestre de año.

Beneplácito de hacienda

En Huelva ultiman ya el documento y prevén que "en un breve plazo" esté terminado, según han explicado a Europa Press fuentes municipales. Después será presentado al Ministerio de Hacienda, que al estar intervenido el consistorio deberá dar su beneplácito a las cuentas, según ha recordado recientemente el propio alcalde, Gabriel Cruz (PSOE).

Con el fin de agilizar los trámites y asumir los requerimientos que deben contener los presupuestos para que éstos tengan la solvencia jurídica necesaria que les haga merecedores de la luz verde del Ministerio, el gobierno local ya se reunió a finales del año pasado con técnicos del departamento que dirige Cristóbal Montoro. Se trata, en definitiva, de que cuando se lleven al pleno ya cuenten con todas las garantías legales, según explicó en su momento la propia teniente de alcalde de Economía y Hacienda, María de Villadeamigo.

Presupuesto prorrogado en granada

Con un presupuesto prorrogado desde enero, el planteamiento que tiene el Ayuntamiento de Granada, donde el PP gobierna en minoría, es un plazo de hasta el primer trimestre del año para tratar de cerrar un acuerdo que, de no alcanzarse, obligaría a seguir con las cuentas prorrogadas.

A finales de año, el equipo de gobierno local decidió sacar su propuesta de subir el IBI de las ordenanzas fiscales para que éstas pudieran ser aprobadas, con el apoyo de PSOE y de IU, lo que preveía un nuevo acercamiento entre los grupos para sacar adelante las cuentas de 2016 pero, por el momento, el PSOE ha pedido conocer la liquidación de 2015 antes de hablar de los números del año en curso.

Grandes municipios

Por su parte, las cuentas de los grandes municipios andaluces también se encuentran en diferentes estados de tramitación. En general, los gobiernos municipales que mantienen mayorías han dado ya el visto bueno a sus presupuestos, como es el caso de Dos Hermanas (PSOE), Algeciras, Roquetas o El Ejido (PP).

Marbella ha sido otro de los grandes municipios en sumarse a esa lista; el ayuntamiento aprobó los presupuestos este mismo viernes después de que la coalición 'Costa del Sol sí se puede' se negara a dar su voto a favor a las cuentas del gobierno tripartito cuya investidura sí apoyó y de que éstas hayan salido adelante con la abstención del PP.

Menos optimistas son las previsiones en el Ayuntamiento de Jerez, que continúa trabajando en las cuentas de 2016 y en el plan de ajuste que tiene que presentar al Ministerio de Hacienda. Se da la circunstancia de que el consistorio en el que ahora gobierna el PSOE aprobó el último día del año pasado el presupuesto de ese ejercicio, heredado del anterior equipo de Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Granada.