Pere Navarro
El director general de Tráfico, Pere Navarro (izda), junto al general de la Guardia Civil Rogelio Martínez. EFE

Las libretas utilizadas actualmente por los agentes de tráfico para tramitar las denuncias dejarán paso a las agendas electrónicas que la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzará a extender por diversas ciudades españolas en dos meses, dentro del Programa de Informatización de Denuncias (Pride).

Este sistema funciona desde el pasado junio en Segovia, donde se ha desarrollado la experiencia piloto que servirá para aplicarlo en otras provincias.

Tendrá una tercera fase, en 2008, con la posibilidad del pago de la sanción con tarjeta de crédito en carretera.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró que el proyecto de revisión del procedimiento sancionador, con la incorporación de las nuevas tecnologías, tendrá una tercera fase, en 2008, con la posibilidad del pago de la sanción con tarjeta de crédito en carretera.

Navarro añadió que todo forma parte de un proyecto de revisión del procedimiento sancionador, para hacerlo más ágil y eficaz, porque ya "es muy fiable" al descansar en un agente que ve "in situ" la infracción o en aparatos homologados, como los radares.

A partir de aquí, en opinión del director general hay que buscar la eficacia del procedimiento administrativo "salvaguardando las garantías del ciudadano".

Con el Pride los agentes contarán con una terminal informática o "PDA" que conectará con una base a través de telefonía móvil, pudiendo conocer en el momento de la sanción datos del vehículo y del conductor, aparte de tramitarla directamente.

Unas 5.000 agendas electrónicas

Harán falta unas 5.000 agendas electrónicas para cubrir todo el territorio nacional y necesitarán la conexión con la base a través del sistema "Gprs" de una de las compañías de telefonía móvil que operan en España.

De esta forma, los agentes de tráfico dispondrán a pie de carretera de toda la información del conductor y del vehículo, que ahora sólo pueden conocer conectando vía radio con su base.