El satélite coreano Kwangmyongsong-4 (Estrella Brillante-4)
Corea del Norte lanzó el satélite Kwangmyongsong-4 (Estrella Brillante-4) en un cohete de largo alcance que despegó de la base de Sohae, en el noroeste del país. GTRES

El régimen norcoreano ha reactivado un reactor de producción de plutonio que podría comenzar a acumular reservas para el desarrollo de un arma nuclear "en cuestión de semanas a meses", afirmó este martes el director nacional de Inteligencia de EE UU, James Clapper.

En septiembre pasado, Corea de Norte anunció que había vuelto a poner en marcha el reactor de grafito de Yongbyon.

Clapper compareció ante el comité de Servicios Armados del Senado para dar a conocer el informe anual de los organismos de inteligencia estadounidenses sobre las principales amenazas a las que consideran que se enfrenta el país. EE UU cree que Corea del Norte ha "ampliado su planta de enriquecimiento de Yongbyon y reactivado el reactor de producción de plutonio".

EE UU cree que Corea del Norte ha ampliado su planta de enriquecimiento de Yongbyon

Además, EE UU cree que Pyongyang ha tenido en marcha ese reactor "el tiempo suficiente para poder comenzar a recuperar el plutonio del combustible gastado en cuestión de semanas a meses", explicó Clapper

Las declaraciones de Clapper se producen después de que Corea del Norte lanzara el domingo un cohete con un satélite de observación terrestre Kwangmyongsong-4, una acción que numerosos países consideran una nueva prueba encubierta de misiles balísticos intercontinentales.

Ese satélite ha entrado en órbita correctamente, según informó este martes el Ministerio de Defensa surcoreano, que no ha podido verificar si el aparato funciona.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, reunido de urgencia el domingo a petición de Corea del Sur, EE UU y Japón, condenó el lanzamiento de Corea del Norte y anunció que trabaja para aprobar "lo más rápido posible" una nueva resolución que incluya más sanciones al país.

Obama tomará "las medidas necesarias"

El presidente de EE UU, Barack Obama, habló por teléfono la pasada noche con la presidenta de Corea de Sur, Park Geun-hye, y también con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, informó este martes la Casa Blanca.

Ambas llamadas tuvieron como fin condenar el lanzamiento del cohete norcoreano, que representa una "flagrante violación" de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Asimismo, Obama quiso enfatizar a los gobernantes de Corea del Sur y Japón que EE UU tomará "las medidas necesarias" para defender a sus aliados en la región, según la Casa Blanca.

Este lunes, el Pentágono anunció su intención de desplegar un moderno sistema antimisiles en Corea del Sur "lo antes posible" como parte de su respuesta a la "amenaza" por parte de Corea del Norte tras el lanzamiento del cohete de largo alcance.