El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado este martes que la Guardia Civil es la primera interesada en esclarecer la muerte de Lucía Garrido y que su colaboración es "total y absoluta". Este suceso tuvo lugar en 2008 en una finca del municipio malagueño de Alhaurín de la Torre, por el que la semana pasada ingresó en prisión provisional, incomunicada y sin fianza, un ex guardia civil detenido en relación con estos hechos.

En rueda de prensa acompañado por el general de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, y por el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, Francisco Perea, Sanz, preguntado por los periodistas, ha manifestado que "los primeros interesados en aclarar cualquier circunstancia donde pueda estar inmerso cualquier miembro de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado son Asuntos Internos y así lo desarrollan".

Así, ha recordado que este suceso ocurrió en 2008 y que en 2013, un Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Málaga reabrió el caso, y la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ha sido "total y absoluta".

De hecho, como ha explicado Antonio Sanz, "precisamente que la Guardia Civil haya demostrado ser la primera interesada en esclarecer este asunto pone de relieve que la colaboración es plena para seguir ahondando en la colaboración", de manera que ha respaldado al "cien por cien" la labor en este caso desarrollada por la Guardia Civil.

De su lado, el general de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, ha explicado que este es un asunto que comenzó a investigarse en 2008, "prueba de ello es que en fechas recientes se ha conseguido la detención de una persona que puede estar presuntamente implicado y de un ex guardia civil".

"Los guardias civiles, como cualquier persona de la sociedad, tenemos de todo", ha manifestado Ceña quien ha recalcado que "queda claro que la Guardia Civil ha continuado la investigación y ha sido este Cuerpo el que ha detenido a una persona relacionada con los hechos".

Ahora, como ha explicado, las operaciones están secretas y continúan las investigaciones, mientras ha subrayado que la Guardia Civil es "la primera interesada en que lo que tengamos malo salga a la luz, de hecho nuestras unidades de Asuntos Internos son de las más activas porque nos preocupa especialmente esto".

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Málaga decretó el pasado miércoles el ingreso en prisión provisional, incomunicada y sin fianza del ex guardia civil detenido en relación con la muerte de Lucía Garrido, siendo la segunda persona en prisión provisional por estos hechos, después de que la semana pasada fuera detenido otro hombre.

Ambos casos están siendo investigados por un delito de asesinato, que es la calificación provisional de este procedimiento en fase de instrucción, pero podrían ser modificadas conforme avance la investigación del caso, que está declarado secreto.

La mujer fue abordada en el año 2008 cuando se disponía a acceder al interior de su vivienda, la finca Los Naranjos de Alhaurín de la Torre, siendo descubierta, una vez fallecida, en el interior de la piscina de la finca donde residía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.