La Policía Local de Cádiz ha decomisado este fin de semana, el primero de Carnaval, un total de 400 kilos de productos alimenticios que no habían pasado ningún tipo de control sanitario y que estaban siendo ofrecidos por vendedores ambulantes, así como más de 5.000 artículos de carnaval y bisutería.

Según ha indicado el Ayuntamiento en un comunicado, los agentes de la Policía Local han realizado 93 intervenciones en las que han intervenido fundamentalmente erizos, bocadillos, carne, salchichas y bebidas que no habían pasado ningún tipo de control sanitario y más de 5.000 artículos de carnaval y bisutería.

Asimismo, ha señalado que las intervenciones realizadas requieren un tiempo prolongado de actuación, ya que en ellas hay que contar toda la mercancía en presencia del denunciado para realizar el acta pertinente.

Además, la mercancía perecedera es revisada posteriormente por la veterinaria municipal, que suele decidir su destrucción debido a las condiciones en las que se encuentra o por las dudas de que la mercancía haya cumplido toda la cadena de conservación.

El Ayuntamiento ha indicado que en total se han formulado 58 denuncias por venta ambulante de productos no perecederos, 27 denuncias por venta de alimentos perecederos, cuatro denuncias por ocupación de vía pública de mostrador sin licencia, dos denuncias por vender bebidas en locales no aptos para ello y dos denuncias por vender chucherías y artículos de carnaval en un carro sin tener autorización para ello.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.