La Universidad de Murcia (UMU) ha firmado un convenio por el que alumnos de la institución ayudarán en los diferentes programas de voluntariado que tiene la Fundación Jesús Abandonado.

El acuerdo suscrito permitirá que los estudiantes participen como voluntarios en las actividades que lleva a cabo la Fundación para atender a personas en riesgo de exclusión: programa de viviendas de inserción, talleres, mercadillos, eventos de concienciación y formación.

El vicerrector de Estudiantes, Calidad e Igualdad, Miguel Ángel Pérez, ha señalado durante el acto de la firma que la colaboración de la Universidad con Jesús Abandonado se extiende también a prácticas de estudiantes y que, próximamente, se renovará el convenio en virtud del cual trabajadores de la UMU destinan una parte de la nómina a ayudar a personas sin hogar.

En los cuatro años de vigencia de este último convenio, la Universidad de Murcia ha donado 133.000 euros a la Fundación, aportando una media mensual de 2.927 euros, según han indicado fuentes de la institución docente.

El acuerdo de voluntariado ha sido rubricado en el edificio de la Convalecencia por el presidente de la Fundación Patronato Jesús Abandonado, José Moreno, y el rector de la UMU, José Orihuela, quien ha mostrado su compromiso para incrementar tanto la colaboración como las aportaciones.

Al acto ha asistido también el secretario general de la Universidad, Santiago Álvarez.

Consulta aquí más noticias de Murcia.