Un incendio acaba con una nave industrial en el polígono Santa Cruz

En el almacén había muebles y madera. Los Bomberos gastaron unos 25.000 litros de agua hasta que las llamas fueron sofocadas
Semiderruida. El almacén de muebles de calle Gitanilla ardió rápidamente.
Semiderruida. El almacén de muebles de calle Gitanilla ardió rápidamente.
Martín Mesa
Una columna de humo negro rompió ayer el horizonte de la capital durante 40 minutos. Provenía del incendio que arrasó una nave de muebles y madera en el polígono industrial Santa Cruz.
 
Unos instantes antes de  las 11.20 horas, una masa de aire caliente causó la extrañeza del único empleado que se encontraba en el recinto afectado. Ni ruidos ni olores. El aumento de la temperatura hizo que este trabajador se percatara de que algo anormal ocurría, según contaron los Bomberos a 20 minutos. Cuando los efectivos llegaron al lugar, la madera que se almacenaba allí había originado tal avance del fuego que los Bomberos dieron la nave por perdida y optaron por proteger los recintos contiguos.
 
25.000 litros de agua y 30  efectivos fueron necesarios para sofocar las llamas. La dotación no excedió demasiado la fijada para este tipo de sucesos. Uno de los puntos hidrantes de la zona no pudo emplearse porque tenía la rosca pasada. El incendio produjo retenciones en la avenida Velázquez hasta las 15.30 horas.
 
«No sé si tengo seguro»
 
El propietario de la nave industrial, José Aguilar, aseguró en una entrevista a la Cadena SER que no sabe si tiene un seguro que cubra los desperfectos del incendio. Allí había muebles almacenados cuyo destino era ocupar casas de nueva construcción, así como otras mercancías hechas de madera, según el testimonio del dueño. Su negocio ha acabado semiderruido.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento