Material pirotécnico
Los comercios autorizados dispensan una gran variedad de artículos pirotécnicos. Claudio Reig
La Nit de l'Albà concentra buena parte de las ventas de material pirotécnico del año. De hecho, se calcula que son vendidos más de 15.000 kilos netos de pólvora.

A las once tiendas permanentes de Elche, se suman otros 32 puntos de venta de artículos pirotécnicos cuya licencia temporal se extiende hasta el 13 de agosto. En esta ocasión, el número de autorizaciones concedidas por el ayuntamiento iguala la cifra del año pasado.

"El aumento de ventas es imprevisible aunque, lógicamente, se nota", comenta Rosario Martínez de la pirotécnica Dama d'Elx. Hasta su comercio se acercan tanto ilicitanos como turistas en busca de material pirotécnico. "La diferencia entre ambos compradores reside en su conocimiento y pasión, el ilicitano lo vive desde que tiene chupete", añade.

Así nombres como chino, carpintero o diablo, además de su significado específico, poseen otro que alude a las características de un determinado tipo de petardo. "El que más gusta es el diablo", apunta Rosario, "suena bastante bien y a la vista es muy agradable porque se confecciona con papel de estraza".

Según Rosario, cada vez hay más prevención y la gente está más concienciada. "Trabajamos para engrandecer las fiestas, para que crezcan y cada vez tengan más repercusión, por esta razón la seguridad es fundamental".

La seguridad abarca el almacenamiento, transporte y etiquetado del material pirotécnico, además de las medidas a adoptar por los locales que guardan y dispensan estos artículos. "Mi tienda dispone de un bunker de placas de acero y hormigón", afirma Rosario, "de hecho, el año pasado cuando vino la guardia civil a revisar mi local me felicitaron".

Campaña de vigilancia

Para verificar todo el proceso, agentes de la Policía Local de Elche, con apoyo de la Guardia Civil e inspectores municipales de consumo participan desde el pasado día 1 y hasta el 13 de agosto en la campaña de control del material pirotécnico.

La estricta normativa a cumplir clasifica a los artefactos explosivos en tres categorías, según su carga de pólvora. Además los polvorines cuentan con guardas de seguridad y, según las condiciones y espacio de los comercios, se establece un límite de kilogramos de pólvora almacenables, así como de personas en el interior del establecimiento.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ELCHE.