Es probable que en los últimos días hayan oído hablar del concierto secreto que Enrique Iglesias dio en una discoteca de Ibiza.

"Los asistentes encomiaron el arte del cantante, su decidida entrega hacia el público y su exquisita profesionalidad", escribía dos días más tarde un reportero del Diario de Ibiza.

La realidad fue muy distinta: Un compañero de la sección de Deportes de 20minutos.es, Manuel Gómez, presente en la sala Amnesia, grabó la aparición sorpresa de Iglesias.

La verdad de los hechos

Eran las 4 de la noche del 29 de julio en la terraza de Amnesia, en el transcurso de la fiesta "People From Ibiza", cuando se interrumpió la sesión de César de Melero: "la sala estaba bastante llena cuando cortaron el audio y anunciaron a Enrique Iglesias, diciendo que era un honor y un placer tenerle con nosotros, ya que había tenido el detalle de hacer un parón en su gira mundial", recuerda Gómez.

Enrique IglesiasY ahí comenzó el calvario. Los problemas técnicos le jugaron una mala pasada al cantante: "El muchacho intentó arrancarse con la canción y a los 40 segundos se corta todo el audio. Volvió a empezar y volvió a suceder lo mismo", relata Manuel Gómez, que a partir de ese instante recogió en vídeo la actuación del cantante.

El muchacho intentó arrancarse con la canción y a los 40 segundos se corta todo el audio"

Los minutos de espera hasta que volvió el sonido se convirtieron en un angustioso túnel del tiempo para Iglesias. Como recoge el vídeo, el cantante tuvo que soportar descalificaciones y los gritos de "fuera, fuera" por parte del público.

"El público no entendía el por qué de aquella actuación. Para más inri, cuando terminó de cantar las dos canciones, se estropeó el sistema de sonido de la sala, con lo que mucha gente se marchó de Amnesia. Un desastre total", concluye el periodista de 20minutos.es.