El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha informado este sábado que la última persona que permanece ingresada por el brote de legionela ocurrido el pasado mes de diciembre en Manzanares (Ciudad Real) podría ser dado de alta "en breve".

Esta persona, un hombre de 65 años, con pluripatologías, lleva varias semanas en la UCI del Hospital General Universitario de Ciudad Real (HGUCR).

Fernández Sánz, en una rueda de prensa en Ciudad Real para hacer balance del plan de contingencia contra la gripe de este año, a preguntas de los medios, ha indicado que esta personas va mejorando.

Si se le mantiene en la UCI, ha señalado, es porque los médicos han considerado que es lo mejor dadas las otras enfermedades que padece.

Ello hace, ha dicho que se considere que la UCI es el sitio "donde debe estar", aunque ha reiterado que "en breve lo tendremos ya de alta".