El Ayuntamiento de Sevilla ha activado las ayudas complementarias destinadas a la población en riesgo y dificultad social por un importe de 897.533 euros, puestas en marcha por la Delegación de Bienestar Social y Empleo, con el objetivo de facilitar el pago de gastos derivados del mantenimiento de la vivienda o del cuidado de menores, entre otros aspectos, a familias con "graves dificultades".

En un comunicado, el Consistorio hispalense ha explicado que la Junta de Gobierno local tomó conocimiento este viernes de este acuerdo que permite poner a disposición de los ciudadanos estas ayudas gracias a un anticipo de gasto del presupuesto prorrogado a la espera de la aprobación definitiva del presupuesto para 2016, en el que está previsto un aumento de esta partida.

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, ha destacado que en esta ocasión este programa de ayudas presenta dos novedades, de modo que, por un lado, se ponen a disposición de los ciudadanos de forma más temprana respecto a años anteriores, "en los que no estaban disponibles hasta bien entrada la primavera", mientras que, por otro lado, se ha optado por "flexibilizar" los criterios para acceder a estas ayudas complementarias con el objetivo de dar cobertura a más población.

"Hemos intentado que se puedan beneficiar más ciudadanos, ya que hasta ahora se atendía a personas en riesgo de exclusión social pero hay también familias que, aunque no están en exclusión, están pasando por graves dificultades y hay que darles respuesta", ha señalado el delegado.

En concreto, estas ayudas están destinadas a posibilitar el pago del alquiler, la mensualidad de la hipoteca, la cuota de la comunidad de vecinos; los recibos del suministro de la luz o del agua, o los gastos de pequeñas obras necesarias para la conservación del inmueble, entre otras cuestiones. Además, también se da cobertura a gastos relacionados con el cuidado de menores, según ha detallado Flores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.