Waikiki, ca. 1890
Un surfista nativo de Hawái retratado en Waikiki en torno a 1890 Courtesy Jim Heimann Collection/ TASCHEN

En 1778, cuando los navíos Resolution y Discovery, al mando del navegante inglés James Cook, fondearon durante su tercer viaje de exploración por el Pacífico en la bahía de Kealakekua, en la zona occidental del archipiélago de Hawái, los tripulantes se maravillaron con los nativos que practicaban una "diversión extravagante y peligrosa", según narró uno de los oficiales en su bitácora: se deslizaban montados en tablas de madera en las grandes olas que rompían contra la costa. Los tripulantes de la expedición fueron los primeros occidentales en contemplar lo que con el tiempo se llamaría surf.

Ahora, casi dos siglos y medio más tarde, la práctica de cabalgar las olas entusiasma a unas 20 millones de personas en el mundo y en torno al surf se mueve un negocio opulento que abarca no solamente la organización de torneos y campeonatos o el comercio de accesorios, sino también la difusión a gran escala de moda surfista para niños, mujeres y hombres —aunque el horizonte no llama al optimismo: la reciente crisis de Billabong, una de las marcas emblemáticas, es el síntoma de una anunciada difícil situación en el sector—.

La historia del surf desde el punto de vista de los occidentales —entre los nativos de las islas del Pacífico era una práctica milenaria resservada a las familias reales (de ahí la descripción de "deporte de los reyes") y relacionada con el culto pagano al océano y el tránsito hacia la edad adulta— ya tiene un libro de referencia. Surfing: 1778-2015, que acaba de poner a la venta Taschen, es definida por los editores como "un auténtico hito cultural" y la crónica "más exhaustiva" recopilada hasta ahora sobre el deporte y la práctica del surf como pasatiempo, diversión o búsqueda de equilibrio vital.

Entre 200 y 750 dólares

El tomo tiene un tamaño [592 páginas] tan extenso como elevado es su precio de venta: 200 dólares la edición básica, aunque está disponible para los más fetichistas y adinerados una de lujo que cuesta 750 y viene firmada por el autor y el mítico John Severson, editor de la revista The Surfer, la primera sobre el fenómeno. El coordinador del libro es el antropólogo social y escritor Jim Heimann, director ejecutivo de Taschen y especialista en historia del diseño gráfico, el surf y otras subculturas pop.

Los nativos creyeron que Cook era un dios mitológico de piel blanca El libro se divide en cinco capítulos cronológicos que narran la deriva de la cultura surfista desde la primera referencia europea de la expedición de  Cook  —al que los hawaianos confundieron con un dios legendario que, según la mitología, tendría la piel blanca y llegaría por mar, muy al contrario que la tribu polinesia que lo mató un año más tarde al creer que se trataba de un ladrón o una deidad malévola—, hasta el "fenómeno global y diversificado" en que se ha convertido, dicen los editores.

'Diversidad, complejidad y riqueza'

Se trata de un "tributo sin precedentes a la diversidad, la complejidad y la riqueza del mundo del surf", compuesto por textos analíticos y ensayos históricos, e ilustrado con 900 fotos, muchas de ellas nunca antes publicadas. Heimann tardó casi cuatro años en culminar la obra y en el proceso de investigación consultó archivos públicos y privados y fondos institucionales de varios países.

Inspiración para la moda, el cine, el arte y la música La obra, añaden, "rinde homenaje al deporte dentro y fuera del agua", ya que se trata de "una pasión" que reúne a una comunidad de millones de seguidores y aficionados y que ha sido "foco de inspiración para la moda, el cine, el arte y la música" desde comienzos del siglo XX.