Solvay destina 4 millones a dos proyectos de tratamiento de humos en barcos y chimeneas y metales en minas

La dirección estudia si incrementa o reorganiza la plantilla de Torrelavega y no prevé despidos pese a la venta de la planta de cloro
Oliveira y Revilla
Oliveira y Revilla
GOBIERNO

La empresa Solvay destinará entre 3 y 4 millones de euros a nuevos proyectos que implican la extensión de su área de producción en la fábrica de Barreda, para tratar y eliminar emisiones de humos en barcos y chimeneas y recuperar metales pesados procedentes fundamentalmente de la industria minera.

La multinacional belga, que también prevé crear un centro de I+D+i, estudiará si incrementa o reorganiza la plantilla con que cuenta en la planta torrelaveguense, a raíz de estos nuevos proyectos, pero no prevé en cualquier caso ningún despido, pese a la venta de la planta de cloro -que da trabajo a 40 personas- a una empresa "muy importante".

Lo han manifestado así este martes el director general de Solvay para España y Portugal, Jorge Oliveira, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, al término de una reunión que se produce un día después del anuncio del traslado de la sede social de Cataluña a Torrelavega.

Tras el encuentro, el regionalista ha transmitido "tranquilidad absoluta" a la plantilla, pues la fábrica de Barreda no va perder empleo, sino todo lo contrario, según ha aseverado.

Por su parte, Oliveira ha detallado que uno de los nuevos proyectos ya está en marcha, mientras que el otro se espera que pueda iniciarse en doce meses. Al tiempo, la dirección está estudiando la reorganización de las instalaciones para acoger la nueva producción, ya que también se están automatizando áreas de la fábrica. Paralelamente, se va a analizar si se aumenta la plantilla o se optimiza la actual.

Al margen de los nuevos planes de producción de Solvay, sostenibles tanto para la empresa como para el medio ambiente, el director para España y Portugal como el presidente cántabro se han referido a la inversión de 30 millones de euros prevista en los próximos dos años, ante la necesidad de cumplir con la directiva europea que entrará en vigor en diciembre de 2017 que conlleva cambiar la tecnología antigua empleada en la producción de cloro por otra más moderna, lo que implica muchas ventajas desde el punto de vista ambiental, según ha remachado el jefe del Ejecutivo.

Sobre este asunto, Oliveira ha precisado que la multinacional belga ha abierto sus puertas a inversor externo, el que adquirirá la planta de cloro, y para cuya compra ya hay "ofertas firmes" que tienen que analizar.

De todas formas, el director de Solvay ha asegurado la "continuación" del empleo gracias a esa "importante" inversión, que llevará a una energía más limpia y a un menor consumo. Así, se destinará el personal necesario a la producción de cloro con la nueva tecnología, personal que pasará a depender de quien compre la planta, en tanto que la empresa "encontrará una solución" al resto de trabajadores, para que sigan vinculados a Solvay.

Revilla también se ha referido a la previsión de la multinacional belga de crear un centro de I+D+i, "un tema muy gordo" que "va a salir" adelante. Sobre este asunto, Oliveira ha comentado que la iniciativa "es parte de una empresa viva", y ha aludido a convenios en marcha con administraciones, como el Gobierno central, y otras entidades, como la Universidad.

"solvay regresa a casa"

Con motivo del encuentro, Revilla ha valorado también la decisión de la dirección de Solvay de trasladar la sede social de Cataluña a Torrelavega, con lo que la empresa "vuelve a casa", pues la fábrica de Barreda se implantó hace 108 años, frente a los 70 de historia que tiene la de Martorell. "Es regresar a su origen", ha apostillado Oliveira.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado que la multinacional tributará en Cantabria, lo que supone más ingresos para las arcas regionales, aunque todavía no se ha estudiado la cantidad. "No somos peseteros", ha apostillado al respecto.

Revilla, que ha insistido en que el objetivo es que la empresa "se consolide", ha considerado una noticia de "extraordinaria importancia" para la región y un acto "de justicia" el cambio de la sede social, puesto que es en Cantabria donde Solvay genera su actividad productiva y, por tanto, su beneficio.

Así, el presidente cántabro ha agradecido a la empresa esta medida que garantiza el futuro de la empresa en la Comunidad Autónoma y ha subrayado la vinculación a la región de la multinacional belga, "la mayor productora de carbonato de Europa" y que ha definido como "ejemplar y seria en sus relaciones con los trabajadores y con las instituciones, respetuosa con las normas y cumplidora de sus compromisos".

Por su parte, Oliveira ha explicado que la decisión de Solvay de retornar su sede social a Torrelavega se debe a dos causas fundamentalmente: en primer lugar, por la integración de la fábrica de Martorell (donde hasta ahora se hallaba dicha sede) en la sociedad Inovyn y, en segundo lugar y motivado también por su nombramiento como director general de la compañía para España y Portugal, que compatibiliza con la dirección de la planta de Barreda, ante la necesidad que el centro de decisión y operacional se concentre en Cantabria.

Oliveira ha agradecido el apoyo del presidente Revilla y del Gobierno regional, y ha puesto en valor la "voluntad firme" de Solvay de continuar invirtiendo en Torrelavega.

En el encuentro también han participado el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y el director de Recursos Humanos y Comunicación de Solvay en Torrelavega, Luis Hervella.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento