Dos semanas después de comenzar su rodaje en Barcelona, Woody Allen subió a su equipo al monte Tibidabo para rodar las primeras escenas de Scarlett Johansson y Javier Bardem en común.

Hasta ahora únicamente se había visto a los dos actores en escenas separadas pero en esta ocasión el español y la joven neoyorquina intercambiaron impresiones y se mostraron muy compenetrados a la hora de desarrollar la acción.

Scarlett, que sujetaba una cámara de fotos de la que no se separa en sus tomas, compartió con Javier Bardem risas, miradas y charlas que evidencias su "feeling".

El momento culminante llegó cuando ambos se estrecharon en un íntimo abrazo que hace presagiar el contenido romántico de la película.

Aún se espera la aparición de Penélope Cruz , cuya ausencia en estas tres semanas de rodaje hace presagiar que su participación en el filme de Woody Allen sea anecdótica.

En cambio sí estuvo muy presente la actriz Rebecca Hall , que ya enamoró a Hugh Jackman en El truco final (El prestigio) y que también ha conectado muy bien con el actor español, llegando incluso a compartir un cigarrillo entre escena y escena.

La acción llega a Asturias

A partir de ahora, el rodaje tendrá lugar en Oviedo, donde Woody Allen rodará esta semana varias escenas.

Aún no se conoce el calendario definido, ya que podría sufrir variaciones según las condiciones meteorológicas, pero es previsible que el rodaje de Oviedo comience hoy mismo y que su estancia en Asturias se prolongue hasta el próximo fin de semana, cuando el director tiene prevista su partida.

El filme, que tiene como escenarios Barcelona y Nueva York, también se desarrollará en dos ciudades asturianas, Oviedo y Avilés. Hasta el Principado se desplazarán previsiblemente Scarlett Johansson, Javier Bardem y Penélope Cruz.

Los escenarios escogidos en Avilés son el Jardín Francés y el Faro de San Juan; asimismo se baraja la posibilidad de que Woody Allen filme alguna escena en la playa de Salinas (Castrillón).

En Oviedo los lugares seleccionados por Woody Allen para su nueva película son el Hotel de La Reconquista, donde se hospedará; Santullano; la plaza de la Catedral; el Tránsito de Santa Bárbara; la plaza de Trascorrales; el mercado del Fontán; la Corrada del Obispo; y el Naranco.

El director norteamericano ha estrechado su relación con el Principado desde que recibiera el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, en el 2002. Así, Allen es miembro del Consejo Asesor Internacional de la Fundación Centro Cultural Internacional 'Oscar Niemeyer' de Avilés.

Asimismo, el pasado 18 de junio, el cineasta neoyorquino presentó en Avilés, en un pase privado y en exclusiva, su última película 'El sueño de Casandra'.