La empresa Iscomar ha informado hoy sobre el comienzo de los trabajos para la recuperación del combustible del buque 'Don Pedro', hundido a la entrada del puerto de Ibiza el pasado día 11, si bien "la extracción estable y sistemática" del mismo se logrará, probablemente, a última hora de esta tarde o mañana.

Las tareas comenzaron esta mañana con las primeras pruebas, sin que "se registren incidencias destacables", ha asegurado a través de un comunicado la empresa propietaria del pecio hundido a milla y media del puerto de Ibiza, a 45 metros de profundidad.

Se ha instalado una barrera de protección de 400 metros para evitar fugas

Los técnicos de la empresa holandesa Weijsmuller Salvages son los encargados de realizar el trabajo de extracción del combustible, señaló Iscomar, que asegura que Marina Mercante y Salvamento Marítimo están permanentemente informados de la situación.

Ayer finalizaron las tareas de recuperación de cuatro toneladas de baterías de coche gastadas que había en la bodega del "Don Pedro" y cuyo destino era un centro de reciclaje de la Península.

Las baterías iban selladas con su propio tapón de seguridad y almacenadas en pequeñas cantidades en contenedores de plástico, que a su vez iban en un "container".

Medidas de seguridad

Para llevar a cabo con seguridad medioambiental los trabajos de extracción del combustible, se ha instalado en la zona marítima afectada una barrera de 400 metros de extensión para evitar cualquier fuga y que pudiera alcanzar la costa ibicenca.

La empresa naviera recordó hoy que se ha cumplido el protocolo de prevención para los trabajos de extracción del combustible, que consisten en habilitar la referida barrera marítima, así como la descontaminación del buque extrayendo madera, pintura, cabos y otros materiales.

El equipo que lleva a cabo los trabajos de extracción está compuesto por trece buzos profesionales, dos responsables de rescate y un ingeniero de salvamento procedentes de Sudáfrica, Holanda y España.

Coordinación de emergencias

Los buzos estarán en todo momento controlados desde el "Jacomina", el barco que da servicio a Weijsmuller, a través de un cable que les aporta aire, comunicación y una línea de transmisión de señal de vídeo.

Hasta el momento se han retirado 254 toneladas de fuel de las playas

En el dique de Botafoc del puerto de Ibiza está instalado el centro de emergencias desde donde se coordinan los trabajos de descontaminación, tanto del mercante como de las playas afectadas por su vertido.


Un total de 254 toneladas de residuos vertidos por el pecio han sido retiradas desde el inicio de las actividades de limpieza en las playas de Ibiza afectadas, según ha informado el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado.

El Ministerio mantiene a 28 operarios en los lugares donde se aprecian todavía señales de manchas y residuos a lo largo del litoral.

Mientras tanto, el Consell de Ibiza instalará a partir del próximo miércoles, en la primera planta de su sede, un punto de información y asistencia jurídica para los afectados por el hundimiento del carguero.