Si hace diez años era Plutón el que abandonaba el vecindario, ahora Michel Brown y Konstantin Batygin, dos científicos del Caltech, han presentado un nuevo miembro de la comunidad.

Nueve tarda entre 10.000 y 20.000 años terráqueos dar una vuelta al Sol

Los científicos han demostrado su existencia a través de un modelo matemático. Sus cálculos proponen que existe un planeta del tamaño de Neptuno, es decir, con un volumen de 60 veces la Tierra, orbitando alrededor del Sol.

"Sería un noveno planeta real, dice Brown, profesor de Astronomía Planetaria. "Solo ha habido dos planetas verdaderos descubiertos desde la antigüedad, y este sería el tercero. Hay una parte muy importante de nuestro Sistema Solar que todavía no ha sido descubierto, es muy emocionante", ha añadido.

Según Brown, su tamaño es 5.000 veces la masa de Plutón, lo suficientemente grande como para que no haya debate sobre si se trata de un verdadero planeta. A diferencia de los conocidos como planetas enanos, Planeta Nueve domina gravitacionalmente su vecindad en el Sistema Solar. De hecho, domina una región más grande que cuarquiera de los planetas conocidos, siendo "el planeta de los planetas de todo el Sistema".

El hallazgo del nuevo planeta se dedujo de la existencia de un movimiento recientemente descubierto entre los llamados "planetas enanos" y otros objetos diminutos, en el espacio exterior. Los planetas enanos se ven aparentemente afectados por una fuerza gravitatoria que solo puede proceder de un planeta oculto, un "perturbador masivo", en palabras de los astrónomos que lideraron el estudio, Michael Brown y Konstantin Batygin.

Sin embargo, Brown y Batygin aún no han conseguido observar directamente el Planeta Nueve y en este momento los científicos tratan de demostrar su teoría con la ayuda de telescopios.

En caso de confirmarse el hallazgo este sería el quinto planeta más grande, por detrás Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.