La obesidad, una enfermedad contagiosa

  • Se propaga a través de los vínculos familiares y sociales y no por elementos patógenos.
  • Si tienes dos amigos obesos, las posibilidades de aumentar de peso suben en un 170%.
  • Al igual que la gordura, la delgadez también se contagia.
Si tienes un amigo obeso, las posibilidades de que subas de peso aumentan en un 57 por ciento.
Si tienes un amigo obeso, las posibilidades de que subas de peso aumentan en un 57 por ciento.
Agencias

La obesidad, considerada una epidemia en EEUU, es una "enfermedad contagiosa" aunque se propaga a través de los vínculos familiares y sociales y no a través de elementos patógenos, según ha revelado un estudio (en inglés) divulgado por la revista New England Journal of Medicine.

Cuando una persona sube de peso, aumenta de manera considerable la posibilidad de que sus amigos, hermanos y cónyuges también engorden, según los científicos.

Además, cuanto más estrecho sea el contacto social entre dos personas, mayores son las posibilidades de que "contraigan" la tendencia a engordar.

Es decir, si tienes un amigo obeso, las posibilidades de que subas enormemente de peso aumentan en un 57 por ciento. Entre los amigos de dos obesos, el efecto es todavía mayor y las posibilidades de aumentar de peso suben en un 170 por ciento.

Entre los hermanos esas posibilidades suben en un 40 por ciento, y entre cónyuges un 37 por ciento, señalan los científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y de la Universidad de California.

Un estudio realizado a más de 12.000 personas

La conclusión sobre el peligro contagioso de la obesidad fue extraída de un estudio realizado a 12.067 adultos que durante 32 años se sometieron a evaluaciones médicas, incluyendo los contactos sociales, su índice de masa corporal así como el de familiares, amigos y hasta vecinos.

James Fowler, científico de la Universidad de California, manifiesta que los efectos sociales son mucho mayores que lo que se creía hasta ahora.

"Siempre hubo un gran esfuerzo por encontrar los genes y los procesos físicos responsables de la obesidad. Nuestro estudio sugiere que realmente se debería asignar más tiempo para estudiar la cuestión social", añadió.

La delgadez también se contagia

Pero el estudio tiene también otra implicación positiva porque si la obesidad es contagiosa, también lo es la delgadez, según los científicos.

"Cuando ayudamos a que una persona pierda peso, no sólo le estamos ayudando a ella. Estamos ayudando a muchas otras", según Fowler.

"Es necesario que los analistas y los políticos tengan esto en cuenta cuando decidan las medidas que tomarán para que nuestra sociedad sea más saludable", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento