Comunidad Valenciana

470 escolares, desalojados de sus aulas al detectarse un escape de gas en su colegio

Cerca de 470 escolares del colegio público Llebeig de Denia han sido desalojados esta mañana de sus aulas tras detectarse una fuga en el depósito de gas propano que abastece de agua caliente al centro, según informaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos.

Todos los estudiantes, de entre 3 y 12 años de edad, "se encuentran bien" y el centro educativo ha suspendido sus clases hasta mañana, ya que técnicos de la compañía de suministro comenzarán esta tarde una operación de vaciado del depósito para revisar de forma detenida toda su infraestructura.

El director del centro, Domingo Montserrat, afirmó que este suceso se produce una semana después de que alumnos y profesores participaran en un simulacro de emergencia y desalojo.

El suceso, que en ningún momento representó "una situación de grave peligro", según fuentes del centro educativo, se produjo a las 11,30 horas cuando un operario que efectuaba labores de mantenimiento del citado depósito detectó una fisura en una de las conducciones, provocada, posiblemente, durante las citadas tareas de inspección.

Ante esta situación, el trabajador alertó a su compañía, así como al personal directivo del colegio, que inmediatamente avisó del hecho al Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat y a la Policía Local.

No obstante, el conserje del colegio, que se acercó hasta el depósito para comprobar el alcance la fuga, fue trasladado hasta un centro sanitario "al asegurar que se sentía mareado", según indicaron fuentes sanitarias.

Instantes después, la dirección del colegio ordenó el desalojo de escolares y profesores, quienes se trasladaron a la zona del patio más alejada del depósito, pues la evacuación hacia el exterior del recinto educativo "entrañaba peligro" al estar ubicado el colegio en las inmediaciones de una carretera "con gran tránsito de vehículos".

Esta zona de desalojo se encuentra en el otro extremo del recinto y está separada del depósito de gas por el edificio que acoge todas las aulas, según explicó Montserrat. Hasta el lugar del suceso se desplazó una unidad del Consorcio Provincial de Bomberos, una ambulancia de Cruz Roja y una dotación del SAMU, así como técnicos de la compañía energética.

Una vez solucionado el problema, la dirección del centro avisó a los padres de los escolares para que recogieran a sus hijos, ya que las clases han sido suspendidas hasta mañana.

Asimismo, los estudiantes que están adscritos al servicio de comedor serán trasladados a otro centro, aún por confirmar, para que reciban el servicio de comidas, ya que, con independencia del suceso, el depósito averiado también suministraba energía al comedor del colegio Llebeig, antiguo Instituto Chabás.

Uno de los padres de los alumnos, Vicente Sau, dijo a EFE que "en ningún momento" temió por la salud de su hijo, ya que, según agregó, la dirección del centro informó en todo momento de lo que sucedía. Durante el desalojo y en el tiempo el que los estudiantes estaban concentrados en la zona del patio más alejada del depósito, algunos escolares comenzaron a llorar y otros "se lo tomaron como si de un día festivo se tratara", añadieron fuentes del colegio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento