La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena de 14 años de prisión impuesta a un hombre por robar una cámara de fotos a una amiga, aprovechando que ésta le había invitado a su casa; y por amenazarla luego a través de un chat cuando ella le dijo que sino le devolvía el objeto iría a la Policía. Así, se desestima el recurso de apelación presentado por la defensa.

Los hechos sucedieron en 2009. Según declaró probado el juzgado, y consta en la sentencia de la Audiencia, el acusado, con el propósito de obtener un beneficio económico ilícito y aprovechando la circunstancia de que su amiga le había invitado a su casa, "se apoderó sin que ella se diera cuenta de una cámara fotográfica" que le había costado 778 euros.

Cuando días después la mujer le reclamó que le devolviera la cámara porque sino iba a ir a la Policía, el acusado, dice la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, le mandó a través de un programa de mensajería instantánea que conocía "a gente mafiosa que habrían por mí lo que fuera, ten cuidado que lo vas a pasar muy mal", amenazando al hermano de ésta también.

Por estos hechos, se le condenó por un delito de hurto a la pena de 14 meses de prisión y por una falta de amenazas, a una multa de 90 euros; con la concurrencia de agravante de abuso de confianza. Frente a esta sentencia, la defensa presentó un recurso, alegando, entre otras cuestiones, error a la hora de valorar la prueba practicada en el juicio.

Pero la Sala de apelación considera que los argumentos que utilizó el juez para condenar fueron los correctos y que la sentencia está fundamentada, "no constando acreditados hechos reveladores" de que la denunciante persiguiera otro fin que el de relatar lo ocurrido, por lo que desestima el recurso y confirma la sentencia dictada por el juzgado de lo Penal.

Consulta aquí más noticias de Málaga.