Amnistía Internacional denuncia que "se está redefiniendo la tortura para hacerla admisible"

El informe de Amnistía Internacional 2005 presentado hoy retrata lapreocupante evolución de los derechos humanos en todo el mundo. Ennombre de la lucha contra el terrorismo se está cambiando el lenguajepara que la tortura sea más admisible, asegura y denuncia casos de"subcotratación de la tortura" de EE UU y otros países como Suecia.Esta práctica consiste en enviar "secretamente" prisioneros a lugarescomo Jordania o Egipto para que sean torturados allí. "Muchos países están reescribiendo los derechos humanos" en nombre de la lucha contra el terrorismo.
Un soldado de EE UU se dispone a patear la cabeza de un preso iraquí (Foto: Reuters)
Un soldado de EE UU se dispone a patear la cabeza de un preso iraquí (Foto: Reuters)
Archivo

El informe anual de Amnistía Internacional es la mayor radiografíasobre los derechos humanos en el mundo y pasa revista a la situaciónpaís por país.

Se está redefiniendo la tortura para hacerla admisible
La organización
denuncia en su informe anual la existencia de una "nueva y peligrosa agenda" en la que
se utiliza "el lenguaje de la libertad y la justicia para aplicar políticas de miedo e inseguridad".

“Están incumpliendo las promesas que han hecho en materia dederechos humanos –ha señalado Irene Khan, secretaria de laorganización–. Se está elaborando una nueva agenda en la que se utilizael lenguaje de la libertad y la justicia para aplicar políticas demiedo e inseguridad. Con tal fin se está intentando, entre otras cosas,redefinir la tortura para hacerla admisible.”

La "traición" de los gobiernos a los derechos humanos estuvoacompañada de "actos cada vez más terribles de terrorismo", al llegar losgrupos armados a un grado inaudito de brutalidad con hechos como lamasacre del 11-M, la matanza de Beslan o las decapitaciones televisadasde secuestrados en Irak. “Cuatro años después del 11-S, la promesa de hacer del mundo un lugar más seguro sigue sin cumplirse”, señala Khan.

Las torturas a presos en EE UU

El informe destaca que EE UU está intentando suavizar la prohibición absoluta de la torturamediante la utilización de terminología confusa para poder así vulnerarlos derechos humanos, refiriéndose a los malos tratos a presos contérminos como “posturas estresantes” o “manipulación sensorial”.

Si el país más poderoso del mundo hace caso omiso de los derechoshumanos, los demás se creerán autorizados a cometer abusos con impunidad

"Si el país más poderoso del mundo hace caso omiso del imperio de laley y los derechos humanos, los demás se creerán autorizados a cometerabusos con impunidad.”, ha dicho Irene Khan.

Además, se sigueincumpliendo en el país las normas internacionales sobre derechoshumanos al aplicar la pena de muerte a menores de edad o adiscapacitados mentales.

Amnistía Internacional denuncia que en 2004 fueron ejecutadas 59 personas, aplicando un sistema “caracterizado por la arbitrariedad y la discriminación”.

La situación en el resto del mundo

El estado de los derechos humanos en el resto del mundo no deja de ser altamente preocupante. En el continente africano, los conflictos armados siguen causando estragos y los refugiados viven en condiciones atroces.

África continúa sumida en un mar de promesas incumplidas en el que las mujeres y los niños son violados impunemente, sufriendo las peores consecuencias de la miseria.

En Latinoamérica las instituciones democráticas se han visto en varias ocasiones en peligro. La inestabilidad se ha visto alimentada por la corrupción y las grandes desigualdades económicas.

La zona de Asia y Oceanía sufre las consecuencias del devastador tsunami quese cobró la vida de más de 300.000 personas. Los derechos humanos hanestado presentes en los programas políticos de las eleccionescelebradas en la zona (Australia, Camboya, India, Indonesia, etc.) peroen China, Corea del Norte o Laos se sigue reprimiendo la disidenciapolítica.

Además, Asia continúa siendo el continente donde se ha informado deun mayor número de ejecuciones con China, Singapur y Vietnam a lacabeza de la lista. La región de

Oriente Medio y el Norte de Africafue de nuevo en 2004 escenario de "graves y múltiples violaciones delos derechos humanos", perpetrados "con impunidad", según el informe deAmnistía.

Entre otros ejemplos recuerda los miles de
muertos en Irak y los 700 palestinos que perdieron la vida en los territorios ocupados por Israel, entre ellos 150 niños.

En Europa y Asia Central los derechos humanos están siendo vapuleados en aras de la “guerra contra el terror” según denuncia el informe. Además, el racismo y la intolerancia se han puesto de manifiesto de una forma más latente mediante ataques a miembros de las comunidades árabe, judía y musulmana.

"Consigna de silencio" en España frente a las torturas

El informe de Amnistía revela que las denuncias por torturas en nuestro país no son casos aislados y que los gobiernos españoles han cerrado los ojos ante ellas amparándose en una "consigna de silencio".

En nuestro país, después de la matanza de Madrid se ha producido, según Amnistía Internacional, un incremento de las agresiones racistas.En algunos casos los malos tratos denunciados han sido bajo custodiajudicial y en centros penitenciarios, infringidos a personas dereligión musulmana por considerarlas “terroristas”.

A todo esto hay que sumar el aumento de malos tratos en los centros de menores por los educadores. El informe también recoge las denuncias de malos tratos a menores de edad bajo custodia policial.

Las cifras de las muertes de mujeres a consecuencia de la violencia domésticareflejan un incremento constante de las denuncias y la falta deefectividad de las medidas para combatir la violencia de género.

Signos de esperanza

El mayor apoyo de los derechos humanos en el mundo es la presión pública y la denuncia que la sociedad unida realiza contra el horror.

La manifestación masiva en España de miles de personas en repulsacontra los atentados de Atocha o alzamientos populares como el deUcrania, son una forma de oposición a los gobiernos corruptos y labrutalidad de los terroristas, un potencial que debe aprovecharse segúnla secretaria de Amnistía, para obligar a los gobiernos a cumplir suspromesas en favor de los derechos humanos.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento