El detenido por la muerte de una joven, cuyo cuerpo fue hallado este jueves flotando en el embalse de Alange (Badajoz), tenía antecedentes penales por maltrato en el ámbito familiar y sobre él pesaba una orden de alejamiento.

Así lo ha confirmado la abogada y portavoz de la Asociación de Mujeres Malvaluna, Marisa Tena, que ha reconocido que, al haberse decretado el secreto de sumario, les está siendo difícil conocer todos los datos del caso y que no tienen constancia de que la orden de alejamiento fuese para proteger a la ya fallecida o a otra mujer.

Malvaluna ha intentado también localizar y contactar con la familia de la joven muerta, de nacionalidad rumana al igual que el detenido, para ofrecerles su asistencia en el proceso judicial, sin que hasta el momento lo hayan conseguido.

Este colectivo de mujeres convocó una concentración en la Plaza de España de Mérida, como repulsa ante este supuesto asesinato machista, y el sábado se desplazarán hasta Aceuchal (Badajoz) para manifestarse también en esta localidad, en la que víctima y el detenido, supuestamente pareja, residían hace varios años, aunque de forma intermitente.

Así lo ha asegurado el alcalde de este municipio de unos 5.500 habitantes, Joaquín Rodríguez González, quien ha añadido que las relaciones de la pareja con los vecinos del pueblo se reducían "a las típicas, al ir a comprar a las tiendas...", ha dicho.

Rodríguez González ha indicado que no tienen constancia de que el cuerpo, al que se le ha practicado la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Badajoz, "se vaya a enterrar en la localidad o de que se repatríe a Rumanía", y ha agregado que ningún familiar se ha acercado al ayuntamiento para trasladar o pedir información.

En busca de parientes

La directora del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Elisa Barrientos, ha transmitido las condolencias del Gobierno extremeño a los familiares y amigos de la víctima, a quienes ha ofrecido la red de ayuda psicológica, jurídica y de servicios sociales de la administración regional.

No obstante, ha reconocido que están intentando ponerse en contacto con los familiares de la mujer hallada muerta en el pantano de Alange, pero aún no les ha sido posible y desconocen aún si la víctima tenía parientes cercanos en la región.

Las muestras de repulsa en Extremadura por parte de instituciones y colectivos se han sucedido desde que esta mañana la Junta confirmase que éste era un nuevo caso de violencia machista y el Gobierno regional ha hecho un llamamiento a la sociedad extremeña para que rechace todo tipo de violencia hacia las mujeres como un problema social de primer orden.

La mujer asesinada en Alange es el tercer caso de violencia de género en lo que llevamos de año, después de los de Madrid y Galápagos (Guadalajara) ocurridos los pasados 4 y 5 de enero. El año pasado murieron en España 57 mujeres por violencia machista.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.