Braulio Rodríguez
Braulio Rodríguez, Arzobispo de Toledo Archidiócesis de Toledo

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, en una de sus homilías, ha mostrado su preocupación por los casos de violencia machista y ha opinado que, "frecuentemente, la reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación".

Ante la polémica generada por estas palabras, un portavoz del Arzobispado de Toledo ha indicado este martes en declaraciones a Efe que el arzobispo rechaza cualquier tipo de violencia de género, lo que a su juicio queda reflejado en el discurso completo de la homilía.

Divorcio exprés

El prelado se pronunció así durante la misa celebrada el pasado 27 de diciembre en la catedral de Toledo y su alocución, de 1.254 palabras, está publicada en la página web de la Archidiócesis de Toledo.

El arzobispo afirmó que le preocupan "mucho" las familias que "por doquier se rompen" y, sin embargo, opinó que a los responsables políticos y sociales "no les preocupa tanto el dato cuando con tanto ahínco han luchado para que se implante el denominado divorcio exprés".

Frecuentemente, la reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separaciónTambién dijo que le preocupan los "asesinatos violentos masivamente cometidos por varones contra mujeres", pero consideró que no le parece "que se los deba denominar simplemente violencia de género".

"Me apena porque veo que casi lo único que hace nuestra sociedad y, en ella, nuestras autoridades es manifestarse y declarar que hay que endurecer las leyes y la prevención contra estos asesinos", lamentó Rodríguez.

A su juicio, "por muy buenas leyes que existan o salgan" de los parlamentos, "el ser humano es interioridad y poco se puede hacer si no se cambia por dentro" y, en este sentido, añadió que no cree que las leyes positivas puedan "sin más cambiar ese corazón" y "a lo más cohibirán a algunos en sus propósitos asesinos".

"La mayor parte de las mujeres que mueren lo son por sus maridos que no las aceptan, las rechazan por no aceptar tal vez sus imposiciones; o por su expareja, o también por el que convivía con ella; frecuentemente la reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación", reflexionó.

"No ha habido verdadero matrimonio"

No obstante, añadió que es "estupendo" que las mujeres amenazadas "lo digan" y haya posibilidad de evitar el crimen con nuevos mecanismos de alerta", aunque insistió en que "el problema serio radica en que en esas parejas no ha habido verdadero matrimonio".

"Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil, ante el representante del Estado. No pienso en otro de tipo de uniones afectivas, donde casi lo único que les une es lo físico, lo genital y poco más", continúo el arzobispo.

Con todo, apuntó la necesidad de "dar gracias al otro o la otra por lo que cada uno hace en favor del otro" y "pedir con frecuencia perdón, palabra difícil, pero necesaria para que las pequeñas grietas no sean fosas profundas".

"Rechaza cualquier acto de violencia contra la mujer"

Preguntado por las palabras de Rodríguez al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha participado este martes en el minuto de silencio como muestra de condena tras el caso de violencia de género en Galápagos (Guadalajara), ha afirmado que conoce al arzobispo y que éste "rechaza continuamente cualquier acto de violencia contra la mujer".

Consulta aquí más noticias de Toledo.