El magnate Donald Trump dio a conocer este lunes el primer anuncio de televisión en su carrera para llegar a la Casa Blanca, en el que destaca sus intenciones de acabar con el terrorismo islámico y la inmigración ilegal.

El anuncio, de 30 segundos y que se emitirá desde mañana, presenta fotos del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y de la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, al referirse a las políticas públicas para hacer frente al yihadismo.

A las fotos de Obama y Clinton siguen las de los dos autores de la matanza de San Bernardino (California) de noviembre pasado, con una voz en off que recuerda la propuesta del precandidato republicano de impedir temporalmente el ingreso de musulmanes en Estados Unidos.

Aparecen imágenes de fondo de un barco de guerra lanzando disparos de artillería y fotos de radicales islámicos y el mensaje de que Trump "cortará la cabeza" del yihadista Estado Islámico

Lo más curioso de todo es que, para hablar sobre la inmigración ilegal, Trump ha incluido imágenes de la valla de Melilla y no de la frontera con México en su vídeo electoral. 

En el audiovisual de 30 segundos aparece una imagen de vídeo que aparenta ser un masivo ingreso de emigrantes ilegales en la frontera con México, tras la que se recuerda su propuesta para levantar un gran muro con ese país para evitar estas situaciones.

Sin embargo, las imágenes no corresponde a la frontera del Sur de EEUU sino a una grabación de 2014 de la frontera de España con Marruecos en Melilla. 

El responsable de la campaña Cory Lewandowski ha reconocido al respecto a la cadena NBC que "no es la frontera mexicana" lo que aparece en el vídeo electoral. Aún así, ha declarado que el objetivo era mostrar "lo que puede ocurrir a EEUU si no se construye un muro".