El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado, ha presentado al claustro su informe de cuatro años de gestión, periodo del que ha destacado "una situación de tesorería saneada, la ausencia de deudas con proveedores y la amortización del total de la deuda financiera por algo más de trece millones de euros".

Un periodo el que ha puesto en valor "los esfuerzos del equipo de Gobierno para garantizar la sostenibilidad financiera, impulsar la investigación, potenciar y dinamizar la oferta académica y mejorar la proyección internacional de la Universidad regional, todo ello en un marco de transparencia e implicación", ha informado la UCLM en nota de prensa.

En este sentido, ha asegurado que ha dejado atrás "el escenario presupuestario más adverso al que se ha enfrentado la UCLM en 30 años de historia'. "Salimos en situación de estabilidad y habiendo recuperado los niveles de recursos previos".

En su intervención, Collado ha señalado "que del total de los 112 millones de euros que adeudaba la Junta de Comunidades al inicio de su mandato, solo restan 44 millones de euros por cobrar que se incluirán en el contrato programa 2016-2019".

Ha destacado dos fases, la primera, en la implementación de planes "más centrados en la captación de ingresos que en la reducción de gastos" con los que se logró "proteger las actividades esenciales, garantizar la implantación de nuevas titulaciones y minimizar los efectos sobre la comunidad universitaria".

Y en la segunda, en la que se asignaron los nuevos recursos captados "al corazón de la Universidad". Esta intensa labor de diagnóstico y reflexión, ha explicado el rector, "tiene reflejo en la nueva posición de la UCLM en los ránquines universitarios". Al término de su mandato, la institución figura en siete en los que antes no estaba, incluyendo algunos de los más prestigiosos, y ha avanzado posiciones en el sistema universitario español. "Es un mérito extraordinario, de todos los miembros de la comunidad universitaria", dijo.

En relación con los fondos comunitarios, Collado ha afirmado que se ha aumentado hasta casi doblar la senda financiera que la UCLM tenía inicialmente asignada para el periodo 2007-15, vigente hasta 2013, con casi 58 millones de euros y que, una vez superados con éxito 50 controles financieros y un control en profundidad este mismo año, se ha asegurado la misma financiación para el periodo 2014-20, "aun cuando los fondos totales disponibles se han reducido más de un 15 %".

Unos recursos, ha asegurado, "decisivos para financiar nuevas instalaciones y centros universitarios, entre los que se encuentran las facultades de Farmacia, Medicina y Arquitectura, la bioincubadora de Albacete, la incubadora de Ciudad Real o el Centro de Investigación del Fuego de Toledo".

En paralelo a estas dos principales líneas de actuación académicas, el rector ha indicado que se han llevado a cabo algunas modificaciones en determinados planes de estudios para conformar un catálogo de titulaciones orientado a la demanda de las familias y que fomente la empleabilidad. Actualmente la oferta formativa de la UCLM incluye 47 grados y 32 másteres oficiales.

En materia investigadora, el segundo pilar de la Universidad, el rector ha destacado el Plan Propio de Investigación formulado por la UCLM "una vez afianzados los resortes y aseguradas las capacidades" para los ejercicios 2012 y 2013 y enmarcado en el Plan de Fortalecimiento Institucional. Este plan, "novedoso y ambicioso" a juicio de Collado, pone a disposición de los investigadores más de diez millones de euros en cuatro años a través de distintas actuaciones y convocatorias.

También se ha mejorado el 'Reglamento de contratación de personal investigador', que reconoce a esta categoría profesional las mismas obligaciones y derechos que el Personal Docente e Investigador (PDI), y se han convocado 60 plazas de contratos predoctorales y 20 posdoctorales.

Por otra parte, Collado ha indicado que la institución ha continuado con la prestación de servicios de I+D+i y consultoría avanzada a las empresas y las instituciones y ha potenciado los programas de relación de universidad-empresa hasta contar con siete cátedras y dos aulas en 2015. También, ha insistido en la valorización y comercialización de patentes y tecnologías desarrolladas.