El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que lo que más le llamó "la atención" tras el puñetazo que recibió el jefe del Gobierno central, Mariano Rajoy, en un paseo electoral en Pontevedra, es la reacción "moderada, educada y tolerante" con la que respondió. "Para tenerla hay que ser moderado y educado", ha apostillado.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, donde fue preguntado en varias ocasiones por la agresión sufrida en la pasada jornada por su jefe de filas, Feijóo se ha mostrado admirado por la reacción de "un presidente que en ningún momento perdió la compostura que se le requiere". Al tiempo, ha apelado a seguir su recomendación de no extraer "conclusiones políticas o partidistas precipitadas".

Con todo, Feijóo ha advertido de que "la violencia por la violencia genera violencia" y ha manifestado su deseo de que este tipo de "actitudes violentas" que "nada tienen que ver con el pueblo gallego" se queden como hechos aislados y no se repitan. Sobre la información publicada relativa a que el joven agresor es hijo de una prima de la mujer del presidente, ha asegurado "no" conocer ese dato.

"No tengo ese dato ni el presidente me lo facilitó ayer", ha remarcado, antes de insistir en que los populares no van a "prejuzgar" y que cualquier conclusión saldrá de la investigación del caso, no de los populares.

"No vamos a prejuzgar ni a hacer lo que estamos acostumbrados a sufrir", ha subrayado, antes de destacar que en la pasada jornada vio "bien" a Rajoy y de aludir al "sentido del humor" como otra de sus virtudes.

(

Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de A Coruña.