El consejero municipal de Economía Hacienda y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha alertado de que el Gobierno de Aragón "pretende cobrar directamente el Impuesto sobre Contaminación de Aguas (ICA) a los zaragozanos modificando una Ley en el parlamento aragonés y sin contar con la opinión del Pleno municipal".

En la Comisión de Pleno de Economía y Cultura, Rivarés ha recordado que el anterior equipo de Gobierno municipal, que tenía a Fernando Gimeno como responsable de Hacienda y Economía, no quiso firmar el convenio con el Gobierno de Aragón -presidido entonces por Luisa Fernanda Rudi- para aplicar este impuesto.

"Aquel convenio suponía que los zaragozanos empezábamos a pagar, a partir de 2016, un impuesto nuevo por contaminar a cambio de una serie de inversiones en infraestructuras de saneamiento por valor de 40 millones de euros hasta 2030. Sin firmar dicho convenio y sin que el Ayuntamiento lo aprobara, el Gobierno de Aragón no podía aplicar la nueva Ley de Aguas y Ríos de Aragón que contempla este impuesto", ha señalado Rivarés.

En su intervención, ha precisado que "ahora, Fernando Gimeno ha propuesto modificar dicha Ley y, de esta forma, el Impuesto de Contaminación de Aguas se cobraría directamente, y sin necesidad de compromisos inversores para la ciudad, por parte del Gobierno de Aragón".

El primer paso para iniciar este camino, que permitirá al Gobierno de Aragón cobrar un impuesto fijo de unos 5 euros al mes a cada familia de entre 3 y 4 miembros, es establecer en la Ley de Medidas Presupuestarias, que en estos momentos se tramita en el Parlamento aragonés, una fecha para la aplicación del ICA. Dicho impuesto, en el caso de la tarifa industrial, supondría 13 euros más al mes", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.