El Gobierno de Aragón y la Obra Social 'la Caixa' han firmado la renovación de un convenio de colaboración con el que, durante 2016, emplearán a 20 personas en riesgo de exclusión para que trabajen en la mejora de espacios naturales de la Comunidad autónoma. La entidad financiera aporta 120.000 euros para realizar el proyecto.

Este acuerdo ha sido suscrito este jueves, día 17, por el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y el director territorial general de Aragón, Navarra y La Rioja de CaixaBank, Raúl Marqueta, en Zaragoza.

En el diseño de los trabajos a desarrollar durante este año se ha dado prioridad a aquellos que pueden favorecer la ocupación de colectivos y personas en situación o riesgo de exclusión social, como exreclusos, exdrogadictos, inmigrantes y mujeres en situación extrema, a través del programa 'Incorpora' de Fundación 'la Caixa'.

De esta forma, 20 personas en riesgo de exclusión trabajarán en los nuevos proyectos. El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha agradecido a 'la Caixa' su participación en este proyecto.

Ha incidido en que la iniciativa ayuda al Gobierno en la obtención de su objetivo prioritario, que es ayudar a las personas en situación de riesgo o exclusión social. Olona también ha remarcado que este convenio contribuye a impulsar el medio rural con sostenibilidad.

En la misma línea se ha expresado el director territorial general de Aragón, Navarra y La Rioja de CaixaBank, Raúl Marqueta, quien ha destacado que la colaboración del Gobierno de Aragón ha asegurado durante este tiempo el buen uso del dinero que la entidad aporta.

Actuaciones previstas para 2016

Las cuatro actuaciones previstas para el año 2016 en el marco del convenio se desarrollarán en zonas de parque natural, de especial protección para las aves y otras dos áreas protegidas dentro de la Red Natura 2000.

La primera de las acciones se centrará en los tratamientos selvícolas contra insectos perforadores en Montes de Utilidad Pública de Aísa (Huesca), en el parque natural de Los Valles Occidentales. El objetivo es la mejora de sanitaria de las masas forestales de montaña dominadas por el pino silvestre.

La segunda es el control de plagas mediante la protección de los murciélagos en la Zona de Especial Protección para las Aves en la Laguna de Sariñena (Huesca).

En concreto, se reconvertirá un observatorio de aves deteriorado y en desuso, en un refugio para cría de quirópteros coloniales en un entorno con abundante alimento.

Asimismo, favorecerá la presencia de murciélagos y el control que ejercen éstos sobre los mosquitos. Se trata de una experiencia piloto muy interesante con posibilidades de exportar a otros lugares para control de mosquitos de los géneros Aedes, Anopheles, Culex y otros vectores de enfermedades endémicas y emergentes de ganado y humanos.

Otra de las acciones es el control de flora exótica invasora en varios espacios de la Red Natura 2000. Se realizará un repaso de los controles de las poblaciones expansivas del lilo de verano en Los Fayos (ZAPE Moncayo y Los Fayos), Aragüés del Puerto y Castejón de Sos (LIC Los Valles Sur y LIC Río Ésera). También la eliminación de flora invasora en las riberas del Ebro (LIC Sotos y Galachos), donde hay madreselva del Japón, arce negundo y ailanto.

La cuarta actuación es el trabajo en experiencias de restauración y mejora de hábitats en la Red Natura 2000. Se realizarán actividades piloto de mejora de hábitat en ambientes forestales y de matorral del entorno pirenaico y prepirenaico, así como en estepas del valle del Ebro y del Sistema ibérico. Preferentemente en espacios de la Red Natura 2000.

218

Personas en el programa

Un total de 218 personas en riesgo de exclusión social y laboral de Aragón han tenido acceso al mundo laboral en la realización de trabajos de recuperación y mejora de las áreas naturales de esta Comunidad desde que se puso en marcha hace diez años el programa. Un total de 159 son las iniciativas que se han llevado a cabo y a las que la entidad financiara ha destinado 8,2 millones de euros.

Esta colaboración ha permitido acometer actuaciones tan diversas como la restauración de zonas afectadas por incentivos o por plagas, la eliminación de especies exóticas o invasoras, la adecuación y mejora de hábitats de especies en peligro como el avetoro y el águila azor perdicera, o la creación de infraestructuras de uso público accesibles a personas con minusvalías. Los proyectos se han desarrollado preferentemente dentro de los espacios protegidos de la Red Natural de Aragón.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.