Un joven ha sido detenido por los agentes de seguridad en Pontevedra tras dar un puñetazo en plena calle de su ciudad de origen al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha tirado las gafas al suelo, donde han quedado rotas. De hecho, el líder popular ha continuado su paseo sin las gafas.

La agresión se produjo sobre las 18.50 horas, cuando el jefe de filas del PP se hallaba con otros dirigentes populares al lado de la Iglesia de la Peregrina, en una céntrica plaza de Pontevedra.

El agresor justificó su acción aludiendo a los "recortes" y la "corrupción"

Tras ser reducido por el equipo de seguridad del presidente, el joven agresor fue retenido en una inmobiliaria donde, según han explicado a los medios sus trabajadores, aseguró que tenía 17 años (dato que ha confirmado la Policía). Estos testigos presenciales de la retención han explicado que el agresor justificó su acción aludiendo a los "recortes" y la "corrupción" con los que ha relacionado al PP y a Rajoy.

El joven ha aprovechado el trayecto hacia el coche de la policía para alardear de su acción con el pulgar en alto y sonriendo, mientra recibía algunas muestras de apoyo.

Según fuentes del PP, el agresor estaría vinculado a grupos independentistas radicales.

Rajoy estaba rodeado de vecinos, saludando a niños y haciéndose fotografías cuando el joven se integró en el grupo más próximo al presidente. A continuación, el líder del PP recibió un puñetazo del joven, que también pudo golpear a un agente antes de ser retenido por sus compañeros.

Con Rajoy se encontraban, entre otros cargos, la presidenta de la Cámara gallega y candidata número 3 por Pontevedra al Congreso, Pilar Rojo, y la ministra de Fomento y cabeza de cartel por la provincia, Ana Pastor. Precisamente, Pastor intentó quitar hierro al asunto e invitó a la comitiva a seguir el paseo, que finalizó en el Hotel Rías Baixas.

Finalmente, éste abandonó la ciudad en coche para dirigirse a un mitin previsto para las 20.00 horas en A Coruña. Lo hizo entre aplausos de los suyos. 

El agresor de Rajoy dijo hace un año que iba a atentar contra la sede del PP

El menor contaba con una cuenta en Twitter en la que publicaba mensajes de alto contenido violento, entre ellos uno del 13 de diciembre del año pasado en el que aseguraba que iba a atentar contra la sede del PP.

"Voi (sic) a hacer un atentado en sede del PP" es uno de los comentarios de este joven recogidos por Europa Press de su cuenta personal de Twitter. A.V.F. nació el 16 de marzo de 1998 y no cuenta con antecedentes, según ha informado el Ministerio del Interior.

"Sionistas, mercenarios hijos de puta sois lo peor de la humanidad hojala que os cojan a todos y os torturenen sin piedad hasta que enlocezais (sic)", era otro de sus mensajes en los que abundan las faltas de ortografía.

En su cuenta se define a si mismo como antifascista y la mayoría de sus comentarios son retuits de otras cuentas, principalmente sobre política o sobre el Pontevedra C.F (es miembro de un grupo ultra de ese equipo llamado Mocidade Granate).

Pero este joven también tiene mensajes propios escritos por él como el que publicó el 6 de noviembre: "Que putaa es España". En otro comentario amenazaba con pegar "un tiro en la nuca" a un conocido periodista o amenazaba con matar a una mujer no identificada a la que dedicaba graves insultos.

Mocidade Granate rechaza la agresión

El menor de edad es miembro del grupo Mocidade Granate, los ultras del Pontevedra Club de Fútbol.

El propio colectivo de seguidores radicales ha difundido un tuit en su cuenta en el que se asegura que, como grupo, se desmarcan de la agresión. En una entrevista concedida a la web 'Hay que roelo', recogida por Europa Press, declaraban que el grupo está "asociado a ciertos valores políticos como la izquierda y el nacionalismo".

"@MocidadeGranate se desmarca como grupo de la agresión de uno de sus miembros a Mariano Rajoy RE", dice este comentario publicado por la cuenta de 'Hai que roelo', pero retuiteado por el grupo Mocidade Granate.   

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.