El Juzgado de Instrucción número 3 de Ourense ha notificado este miércoles un auto en el que se cita para finales de enero a la mujer que denunció al presidente de la Diputación ourensana, Manuel Baltar, por supuestamente ofrecer trabajo a cambio de sexo.

En el auto, el juzgado que recibió la denuncia de esta mujer solicita además a la Fiscalía la copia de unas grabaciones aportadas en una denuncia previa ante el Ministerio Público, que incluyen conversaciones mantenidas entre la denunciante y Baltar.

El pasado 13 de octubre, una mujer denunció ante la Fiscalía de Ourense que Manuel Baltar le ofreció en el año 2010 "una plaza fija" en la institución provincial, que entonces aún dirigía su padre, José Luis Baltar, "o incluso en otro lugar", a cambio de sexo. Frente a esas acusaciones, el político del PP anunció una respuesta judicial y que buscaría "la contundencia de la ley".

Sin embargo, la Fiscalía ourensana decretó a finales de noviembre el archivo de las diligencias de investigación penal incoadas. Tras conocer este archivo, la mujer volvió a interponer una denuncia, esta vez ante el juzgado de guardia de Ourense, acusando a Baltar Blanco de los supuestos delitos de acoso sexual, prevaricación y violencia de género, dada la condición de funcionario que tiene el denunciado por la promesa del puesto de trabajo, que según ella, habría sido mantenida hasta fechas recientes.

Archivo de la fiscalía

La primera denuncia fue analizada por el fiscal jefe en Ourense, Florentino Delgado, que determinó que "no existía" en las pruebas aportadas "expresión o manifestación meridianamente clara sobre la vinculación entre una supuesta relación sexual con la promesa de trabajo por parte del denunciado".

De su análisis sí infirió que "existía una relación de tipo personal entre la denunciante y Baltar Blanco", pero no encontró "indicio alguno sobre el supuesto trato que vinculara directamente la presunta relación sexual con la concesión de un puesto de trabajo". Al respecto, agregó que la contratación de la denunciante no llegó a producirse.

Respecto a la posible existencia de conductas contra la libertad sexual, el fiscal señaló al archivar la denuncia que la mujer es mayor de edad y con plena capacidad, y que según sus propias declaraciones, "no medió uso de fuerza o intimidación".

En su denuncia ante la Fiscalía, la mujer había expuesto que Manuel Baltar le prometió "una plaza fija" si mantenía "relaciones sexuales con él" y reconocía que accedió a ello "ante la necesidad del puesto". Además, relataba que él le volvió a proponer mantener relaciones sexuales, pero que ella se negó "hasta que cumpliera su compromiso".

Finalmente, sobre los supuestos delitos de cohecho y abuso en el ejercicio de la función pública, el fiscal descartó este extremo argumentando que se trata de tipos delictivos que "no pueden darse en quien no es autoridad", y que los supuestos hechos denunciados se habrían producido dos años antes de que Baltar Blanco fuera nombrado presidente de la Diputación.

Este caso motivó asimismo la dimisión en bloque de los miembros del Comité de Ética de la Diputación de Ourense, que analizaba el caso, al considerar que las explicaciones dadas por Baltar no eran satisfactorias.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.