La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este miércoles un acuerdo con la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) por el que cede temporalmente el uso de 200 viviendas que se destinarán a atender emergencias sociales.

El convenio de colaboración se ha firmado por una vigencia de ocho años, durante los que el Ayuntamiento gestionará los pisos como alquiler social, en el marco del objetivo del Gobierno municipal de ampliar el parque de vivienda social movilizando pisos vacíos, entre otras estrategias.

El 50% de estos pisos ya están ocupados por familias empobrecidas, por lo que el Ayuntamiento estudiará su situación y evaluará la posibilidad de regularizarlas en alquiler social, y el consistorio pagará una contraprestación económica mensual a la Sareb por los pisos cedidos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.