El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha destacado que la aplicación de la Ley de Sustitución permitirá la reconstrucción de 59 viviendas en el barrio de San Fernando, pactada entre el Ayuntamiento y los vecinos, lo que facilitará a las familias "volver a levantar su barrio", según informaron fuentes municipales en un comunicado.

El primer edil ha manifestado que se trata de un avance "muy importante" que ofrece una solución a los problemas que se presentan en el proceso de reconstrucción del barrio de San Fernando. Los vecinos que residían en este barrio han necesitado un compromiso particular por parte de todos, y en especial de este Ayuntamiento, para solucionar la inmensa complejidad que planteaba este caso, según el Consistorio.

Jódar ha recordado que se trata de un barrio que englobaba un total de ocho edificios, abarcando 218 viviendas que "requerían una solución". Así, ha remarcado que el Ayuntamiento, "como dijo desde el primer día en todos y cada uno de estos asuntos, siempre estará junto a los vecinos, apoyando lo que ellos decidan porque son precisamente los vecinos los que tienen la potestad de decidir qué van a hacer con su barrio".

El alcalde ha recordado que se han tenido que ir resolviendo problemas a lo largo de estos años para "impulsar la reconstrucción y respaldar a los vecinos". En primer lugar, destaca que se llevó a cabo una "ardua tarea" para determinar y confirmar la titularidad de estas viviendas, así como proceder a la inscripción de las mismas.

Con posterioridad se tuvo que resolver la cuestión relativa a la declaración de ruina de todos los edificios, que no fue sencilla. Sin embargo, el Ayuntamiento "ha trabajado a fondo hasta encontrar soluciones favorables a los vecinos, de tal forma que arrimando todos el hombro hasta conseguir un barrio nuevo, distinto, mejorado y moderno", según el alcalde.

El primer edil ha subrayado que la aplicación de la Ley de Sustitución ha sido "clave" para estimular la reconstrucción. "Iniciamos en su momento el expediente, certificando la aprobación inicial el pasado 28 de septiembre, y se trata de un total de 78 cuotas de participación de propietarios que no quieren reconstruir", ha recordado.

"Tengamos en cuenta que expropiar estas cuotas significa que el Ayuntamiento se hace propietario de las mismas y aporta los fondos necesarios para contribuir a la edificación del barrio", destaca.

Jódar ha indicado que hay dos cuotas de las expropiadas que han sido de mutuo acuerdo. Los beneficiarios serán los vecinos en el caso de 19 cuotas, de acuerdo con los vecinos, que y se hacen cargo de su reconstrucción

El Ayuntamiento, por tanto, asume la obligación de edificar 59 viviendas, significando un importe total por parte del Ayuntamiento de 354.012 euros, cantidad subvencionada por la Comunidad, que ya ha aprobado los fondos para pagar estas expropiaciones.

El Alcalde ha anticipado, además, que para hacer realidad la edificación de estas viviendas, fruto de los acuerdos con el Ministerio de Fomento, "se apuesta por concentrar los esfuerzos de edificación en el barrio de San Fernando".

Para ello ya hay dos millones de euros para iniciar en 2016 la contribución económica con los vecinos, de hecho en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 se consignan otros 2 millones de euros para proseguir la viabilidad del proceso.

Consulta aquí más noticias de Murcia.