El Ayuntamiento de Solsona (Lleida) inicia estos días una campaña para animar a sus vecinos a reciclar más con el objetivo de reducir el coste de los servicios del vertedero, por la que les advierte de que si no bajan los costes, encarecerá el recibo de basuras.

El concejal de Medio Ambiente, Antoni Carralero, ha asegurado que el consistorio asume desde hace años el incremento del coste sin que haya repercutido en el recibo del contribuyente, y que el año que viene la tasa se mantendrá intacta pero que en próximos ejercicios "el Ayuntamiento se verá obligado a reflejar el aumento del coste en la factura", según recoge un comunicado del consistorio de este miércoles.

El Ayuntamiento señala que en 2014, el 65 por ciento de los residuos generados por los solsonenses se recogieron a través de los contenedores de residuos y, por lo tanto, no se reciclaron: 2.617 toneladas que fueron a parar al vertedero comarcal y que supusieron un coste de 291.000 euros para las arcas municipales.

Por ello, para reducir el volumen de residuos y fomentar el reciclaje, el Ayuntamiento ha puesto en marcha esta semana una campaña con el lema 'Más vale separar que pagar'.

Los próximos días de mercado de este mes de diciembre, el 18, 22, 24, 29 y 31, de 10.00 a 14.00 horas, habrá una parada informativa en el vestíbulo del Ayuntamiento, desde la que el consistorio repartira dípticos, calendarios de pared y flores para incentivar la recogida selectiva.

Carralero ha asegurado que "la gente está mentalizada, pero desconoce el coste que supone no reciclar o no hacerlo bien".

Mientras que en 2014 el Ayuntamiento tuvo que pagar 291.000 euros por las 2.617 toneladas de residuos no reciclados, las 1.400 toneladas restantes, que se recogieron selectivamente, costaron hasta diez veces menos.

El Ayuntamiento tiene congelada la tasa de basura desde hace ejercicios, si bien cada año la Agencia de Residuos de Catalunya aumenta progresivamente el gravamen por tonelada de rechazo de residuo que se destina al vertedero —actualmente es de 19 euros con la previsión que se incremente en abril—.

Además, la tasa fijada por el Consejo Comarcal pasará el 2016 de los 45 a los 47 euros la tonelada.

Consulta aquí más noticias de Lleida.