El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la participación de la región en el proyecto Escuelas Conectadas, que permitirá a las escuelas disponer de banda ancha ultrarrápida en sus centros. Esta media beneficiará a 291.000 alumnos en 918 centros de la región.

En Castilla-La Mancha hasta ahora los centros educativos se conectan a la red de comunicación con la mejor tecnología disponible en su localidad, que "en muchos casos dista de alcanzar esa alta velocidad", ha explicado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando.

A partir de ahora, a través de esta medida, se facilita una mayor velocidad de conexión llegando hasta los cien megas por segundo.

Hernando ha explicado que este proyecto tendrá un una inversión de 33,5 millones de euros, que serán sufragados con fondos del Gobierno de Castilla-La Mancha y otras administraciones. Esta medida permitirá el ahorro de 2,5 millones de euros en mantenimiento.

Consulta aquí más noticias de Toledo.