La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada acoge este miércoles el juicio contra tres acusados de adquirir productos de automoción por valor de más de medio millón de euros en la empresa Magneti Marelli que nunca pagaron a la filial italiana.

La Fiscalía de Granada solicita la pena de cuatro años y nueve meses de prisión para los procesados, a los que atribuye provisionalmente un delito continuado de estafa, por el que les reclama a demás, a cada uno de ellos, una multa de 3.960 euros.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en 2011, cuando los acusados, "puestos de común acuerdo con ánimo de ilícito enriquecimiento" contactaron con los responsables de ventas de Magneti Marelli.

Así, "aparentando una solvencia económica y un bagaje empresarial de los que carecían", les hicieron creer que estaban interesados en la adquisición de determinados productos de automoción que fabrica y comercializa esta filial de Seat, y que realizarían el pago de las facturas a su vencimiento.

Siguiendo con el plan ideado, los acusados realizaron desde el 13 de mayo al 24 de agosto de 2011 numerosos pedidos de baterías, ácido de moto, escobillas, pastillas de freno y lámparas que fueron oportunamente suministrados a los acusados por parte de la empresa.

La filial italiana expidió facturas por estos productos por un valor total de 520.654 euros, aunque los acusados "nunca tuvieron intención de abonar" el dinero y al recibir los efectos procedieron a venderlos a un precio inferior a su coste.

Consulta aquí más noticias de Granada.