Nicolas Sarkozy
El líder de Les Republicains, Nicolas Sarkozy, se dirige a sus seguidores tras la segunda vuelta de las regionales francesas. EFE

El líder de la oposición conservadora de Francia, el expresidente Nicolas Sarkozy, aseguró este domingo que la derrota del Frente Nacional (FN) en la segunda vuelta de las elecciones regionales "no debe hacer olvidar la advertencia de la primera" ronda, cuando los ultraderechistas fueron el partido más votado.

"La movilización que ha habido no debe hacer olvidar la advertencia a todos los responsables políticos en la primera vuelta", afirmó Sarkozy ante sus militantes, a quienes dijo que es pronto para conocer cuántas regiones conquistará su partido, Los Republicanos.

Sarkozy hizo un llamamiento a la unidad de la derecha y a mantener la línea de "rechazar todo compromiso con los partidos extremos", en referencia al FN.

Frente a las críticas internas a su línea política, considerada demasiado derechista por algunos miembros eminentes de la formación política, Sarkozy pidió "unidad" para "avanzar juntos en las próximas elecciones".

Los Republicanos habrían logrado entre 5 y 9 de las 13 regiones, un resultado peor de lo que hace unas semanas auguraban las encuestas.

Sarkozy, que al frente de la formación conservadora debe organizar primarias tras el verano próximo, resaltó que la prioridad ahora será "abrir un debate de fondo sobre las grandes cuestiones que esperan los franceses".

De esta forma, pretende definir la línea de Los Republicanos antes de elegir al que será su candidato a los comicios presidenciales de 2017. "Sería un error pasar a otra elección como si los franceses no nos hubieran dicho nada", indicó Sarkozy, que todavía no ha confirmado si se presentará a las primarias de su partido.