La pareja de la masacre de San Bernardino: asiáticos, con un bebé y familia en el Ejército

  • Dejaron a su hija con la madre de él, que reside en una localidad cercana al lugar del tiroteo.
  • Dijeron que iban a una consulta médica para la joven.
  • La Policía cree que previamente habían dejado bombas de fabricación casera en el lugar de la matanza, donde él trabajaba.
Agentes de Policía acompañan a varias personas evacuadas de la escena del tiroteo en un centro de discapacitados de San Bernardino (California).
Agentes de Policía acompañan a varias personas evacuadas de la escena del tiroteo en un centro de discapacitados de San Bernardino (California).
MIKE NELSON / EFE

Todo apunta a que la masacre perpetrada este miércoles en un centro de discapacitados de San Bernardino (California) estaba premeditada. Así lo creen los investigadores que siguen analizando las pistas dejadas por Syed Rizwan Farook, de 28 años, y Tashfeen Malik, de 27, la pareja que presuntamente abrió fuego en una sala donde se celebraba un brisdis navideño y que acabó con la vida de 14 personas, y que fueron abatidos después durante una persecución.

El jefe de la Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, ha señalado que el tiroteo estaba claramente planeado de antemano y que los sospechosos habían dejado varios artefactos explosivos de fabricación casera en el lugar de la masacre. Además de esto, se encontraron doce bombas de fabricación casera en el domicilio de los dos supuestos implicados.

De hecho, Syed Farook, nacido en Estados Unidos, acudió a la fiesta anual que reunía a los empleados de su departamento, pero la abandonó, regresando alrededor de media hora después armado y junto con Malik, su pareja, de la que no ha trascendido la nacionalidad.

Farook era especialista en salud medioambiental y trabajaba para el condando de San Bernardino inspeccionando restaurantes por infracciones sanitarias, según las autoridades y una web sobre empleados públicos. Como parte de su trabajo, también inspecionaba piscinas públicas en lugares como apartamentos o complejos para ancianos y clubes de campo. Estaba en este puesto desde el pasado julio.

Al parecer, la pareja tenía un bebé en común de tan solo seis meses, una niña a la que el miércoles habían dejado con la abuela, la madre de Farook, en la cercana localidad de Redlands con el pretexto de que iban a una consulta médica para la joven.

"Estas personas vinieron preparadas para hacer lo que hicieron como si estuvieran de misión", ha comentado el jefe de Policía, precisando que "iban armados con armas largas, no con pistolas cortas".

Burguan ha dicho desconocer si Farook y Malik estaban casados, pero responsables del Consejo sobre Relaciones Americano-Islámicas (CAIR) que han estado en contacto con la familia han dicho que eran marido y mujer y que se habían casado hace al menos dos años.

Al parecer, la familia de Farook era originaria del sur de Asia, mientras que Malik se cree que procedía de Pakistán y vivía en Arabia Saudí antes de llegar a Estados Unido. Farook tiene un hermano mayor que sirvió en el Ejército estadounidense.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento