La investigación partió de las denuncias efectuadas por una asociación de lucha contra la pederastia, "Teléfono Arcobaleno", que llevaron a la Policía a descubrir un sitio de internet, accesible sólo mediante una clave, que mostraba imágenes de niños de entre cuatro y ocho años víctimas de abusos sexuales.

Las pesquisas, coordinadas por la Fiscalía de Siracusa (Sicilia), comenzaron hace once meses y han permitido identificar a una treintena de personas que supuestamente hacían de contacto con los menores, entre ellas tres sacerdotes de Palermo (Sicilia), Lombardía y Trentino Alto Adige (norte), respectivamente.

En los ordenadores de los religiosos se encontraron imágenes de pornografia infantil
En los ordenadores de los religiosos se encontraron diversas grabaciones con imágenes de pornografía infantil, indicaron las fuentes.

La semana pasada se realizaron numerosos registros en el ámbito de la operación, que incluyeron las viviendas de un alcalde, un asesor municipal de Lombardía, un trabajador de un centro oncológico del Véneto, un agente policial y un educador infantil de Sicilia, informó hoy la Policía.

Durante esos registros las autoridades se incautaron de varias grabaciones caseras que están siendo analizadas para identificar a los menores que aparecen en ellas.

En la investigación, bautizada como "Video Privé", participan miembros de la Policía Postal, los Carabineros (policía militarizada) y la Guardia de Finanzas (policía fiscal).