El jefe de los bomberos de Sao Paulo admitió que "difícilmente" habrá supervivientes del grave accidente sufrido por el avión de la aerolínea brasileña TAM y dijo que al menos hay 200 muertos, si bien el gobierno brasileño ha asegurado después que el número llega a los 276 fallecidos (de momento ha salido la lista de 158 fallecidos conocidos). Entre ellos, no se encuentra ningún español, según ha confirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Se trata del accidente de avión más grave en la historia de Brasil.

En el avión viajaban 176 personas y no hay ningún superviviente

En el avión, un Airbus 320, viajaban 176 personas, de los que se han ya recuperado 120 cadáveres.

Se han retirado ya al menos treinta cuerpos del edificio aledaño al aeropuerto Congonhas de Sao Paulo contra el que se estrelló el avión.

El especialista Dougas Ferrari, presidente de la Sociedad Brasileña de Terapia Intensiva (portugués), que fue convocado para coordinar parte de los equipos médicos, aclaró que los cadáveres corresponden a personas que estaban en la edificación y no a los ocupantes de la aeronave.

La mayoría de los muertos tendrán que ser identificados a través de exámenes de ADN y de los dientes dijo la policía. Se estima que esta actividad llevará unos cinco días.

"Hemos rescatado cuerpos del avión y también de personas que estaban en el depósito. Por eso necesitamos hacer una identificación minuciosa con pruebas de ADN y de arcada dentaria", dijo el delegado de la Policía Federal, Aldo Galeano Junior.

El avión chocó a primera hora de este miércoles contra una gasolinera al aterrizar en el aeropuerto de Congonhas, el de mayor movimiento en el país, informaron fuentes oficiales.

Los hechos

El aparato, del que en un principio se informó de que era de carga, había partido de Porto Alegre, en el sur, derrapó en la pista mojada del aeropuerto paulista y se estrelló, según la empresa estatal Infraero, que administra los aeropuertos del país.

El Airbus 320 tocó el suelo de la pista recién arreglada y al instante derrapó

La compañía informó de que el destino del aparato era Congonhas, pero, según Infraero, el destino final era Confins, cerca de Belo Horizonte.

Según Infraero, el aparato es un Airbus 320, cuya tripulación perdió el control al tocar la pista, que fue reformada recientemente.

El avión, según los Bomberos de Sao Paulo, se salió de la pista, pasó literalmente por encima de la transitada avenida Washington Luiz y se estrelló contra una gasolinera de TAM Express, filial de carga de la misma compañía, y un surtidor de gasolina.

Airbus envía a cinco especialistas

La empresa aeronáutica envió un equipo de cinco especialistas al aeropuerto de Sao Paulo (Brasil) y expresó su condolencia a los familiares y allegados de las víctimas.

Lo informó en un comunicado en que se indica que el avión, con el número de serie 0789 y equipado con motores de IAE, se entregó a TACA International en febrero de 1998 y había acumulado unas 20.000 horas de vuelo a lo largo de unos 9.300 viajes.

El constructor aeronáutico europeo prometió una "total asistencia técnica" a la Oficina de Investigaciones y Análisis de accidentes (BEA) y a las autoridades de Brasil, que serán responsables de la investigación del accidente.

Tres días de luto

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, convocó a varios de sus ministros nada más ser informado del accidente: a los de la Presidencia, Dilma Rousseff; Defensa, Waldir Pires; Información, Franklin Martins; y Relaciones Institucionales, Walfrido dos Mares Lula se declaró "consternado" y decretó tres días de luto en todo el país.

"Quiero manifestar mi solidaridad con los parientes y asegurar a la sociedad brasileña que todas las investigaciones serán hechas a fin de esclarecer las causas del accidente", dijo el presidente según una declaración leída por su portavoz oficial, Marcelo Bauchman.

Los familiares

Familiares y amigos de los 176 pasajeros se han concentrado delante de los mostradores de la compañía aérea TAM en el aeropuerto Salgado Filho de Porto Alegre.

Los parientes piden información y exigen a la compañía que divulgue la lista de pasajeros del vuelo accidentado en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo.

TAM informó de que no divulgará la lista de las personas que viajaban en el Airbus A320 hasta que no se lo comunique a sus familiares.

Primeras reacciones

El Príncipe de Asturias transmitió al presidente de Brasil la condolencia y la solidaridad del pueblo español.

Don Felipe recibió la noticia de este accidente cuando se encontraba en la residencia de la Embajada de España en Brasilia donde se ofreció una recepción con motivo de la inauguración del plan de expansión del Instituto Cervantes en este país americano, acto central de su visita de dos días a la capital brasileña.