«Vístase, por favor». Si usted ha practicado el nudismo, no será la primera vez que escucha esta frase. En esta ocasión la pronunció la Guardia Civil de Zahara de los Atunes (Cádiz) dirigida a un lector del 20 minutos. Sin embargo, sepa que quitarse el bañador en las costas andaluzas no está prohibido, como reivindicaron en algunas playas españolas este fin de semana por el Día sin Bañador.

La Asociación Naturista-Nudista de Andalucía (ANNA), con unos 200 socios, asegura que la práctica del nudismo no está penada, desde que en 1989 desapareció del Código Penal el delito de «escándalo público». Así que el medio millón de españoles y extranjeros que se calcula se desnudan en Andalucía pueden hacerlo tranquilamente donde les apetezca, no sólo en las playas delimitadas para nudistas específicamente. No hay ninguna ley española que lo regule y tampoco ninguna ordenanza municipal que lo prohíba.

«No está penado hacer nudismo. No existe ninguna ley, ni queremos que exista –explica Rafael Ortiz, presidente de la ANNA–; si quisiera me podría desnudar en pleno parque del Alamillo, en Sevilla». Ortiz señala, además, que «cada cual esté en la playa como quiera». Y si alguien se siente incómodo, pues que se aleje.

A pesar de la ley, desde Zahara un responsable de la autoridad asegura que «se llama la atención de los bañistas dependiendo de la circunstancia, el lugar, la hora y el guardia».
No obstante, si usted quiere practicar nudismo, cuando la Guardia Civil intente obligarle a taparse en cualquier zona costera, debe negarse, pero educadamente y sin alterarse, aconseja la ANNA, invitándole a explicarle la ley a la que se acoge. Más información en www.naturismo.org.