Investigadores de la CEU-Universidad Cardenal Herrara de Valencia, de Augusta (EEUU) y dos brasileñas están participando en un estudio de nuevos materiales dentales más terapéuticos y capaces de regenerar tejidos mediante nanotecnología.

En el estudio participan el profesor de Dentistry (Grado en Odontología bilingüe) de la CEU-UCH, Salvatore Sauro; expertos del College of Dental Medicine de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos) y de la Universidade Federal do Ceará y Estadual de Campinas, según ha informado la institución valenciana en un comunicado.

En la última década se han patentado 151 aplicaciones nanotecnológicas en el ámbito de la odontología, lo que demuestra el "alto grado de desarrollo" de la investigación en este campo. Estos avances se han producido tanto en la diagnosis como en la prevención y el tratamiento de patologías odontológicas, mediante el desarrollo de nuevos materiales, algunos "más resistentes y antibacterianos", otros "altamente biomiméticos" o incluso con capacidad de regenerar los tejidos dentales, en combinación con el uso de células madre.

Junto a sus colegas norteamericanos y brasileños, el profesor de la CEU-UCH, Salvatore Sauro, ha recopilado en este estudio, publicado en la revista 'Trends in Biotechnology', los nanomateriales que han sido desarrollados en la última década: los poliméricos, los metálicos, a base de plata, oro y cobre, y los inorgánicos, que emplean como base el carbono, el sílice, el dióxido de titanio, la zirconia y la hidroxiapatita.

Sobre cada uno de ellos se han analizado las propiedades morfológicas, antibacterianas, mecánicas y antitumorales, así como el potencial de remineralización del tejido dental que pueden tener estos nuevos materiales nanotecnológicos, incorporados tanto a rellenos y composites dentales, como a enjuagues bucales, medicamentos y materiales odontológicos biomiméticos.

Los nanomateriales recopilados han sido clasificados en el estudio en función de sus propiedades antimicrobianas, y de su aplicación en odontología terapéutica, en la creación de composites y en la biomodulación de los tejidos dentales, han explicado.

BIOMIMÉTICOS, RESISTENTES, REGENERATIVOS

Según ha destacado Sauro, "una de las perspectivas más prometedoras de estos nanomateriales es su capacidad para imitar las propiedades físicoquímicas, mecánicas y estéticas de la dentina y del esmalte dental", los denominados materiales biomiméticos. "Por ejemplo, los materiales nanocerámicos han demostrado buenos resultados en su uso en restauraciones dentales para imitar las propiedades estéticas del esmalte dental", ha añadido.

Algunas resinas y composites que se emplean en la actualidad para reemplazar la pérdida de un diente también han sido desarrollados mediante nanotecnología, incorporando ya nanopartículas de cerámica o de cristales ricos en sílice. "Estos materiales imitan mejor las características estéticas de los dientes, siendo además más fuertes, duros y resistentes. El ámbito de los materiales dentales será el más influido a corto plazo por los avances nanotecnológicos", ha apuntado el profesor.

Así, los nanomateriales a base de zafiro y diamante han demostrado ser veinte veces más duros que los materiales cerámicos empleados actualmente, lo que abre la puerta hacia nuevos materiales de restauración dental más estéticos, de mayor durabilidad y manejo clínico.

Otro ámbito de gran desarrollo es el de los nanomateriales capaces de regenerar el tejido dental, cuya capacidad natural de regeneración en la edad adulta es "muy limitada". En este ámbito, "la combinación de nanomateriales y células madre, mediante su incorporación a composites o a biomateriales inyectables en estos tejidos, puede regenerar la dentina, el cemento dental, incluso el esmalte, que es el tejido que menos puede regenerarse de forma natural", ha apuntado el profesor de Dentistry de la CEU-UCH.

Aunque ha advertido de que todavía es necesario desarrollar estudios sobre la toxicidad de estos compuestos, que podrían afectar a las células sanas del tejido tratado.

Más estudios sobre toxicidad

En general, pese al rápido desarrollo de estos nuevos nanomateriales odontológicos, es todavía necesario valorar detenidamente su efecto en la cavidad oral, mediante más estudios que tengan en cuenta factores como el pH, la capacidad de defensa de la saliva o el contacto con las mucosas. Así, ha asegurado que "muchos de los estudios realizados sobre la toxicidad de estos materiales solo se han hecho in vitro. Son necesarios todavía más estudios clínicos y más a largo plazo para evaluar sus efectos".

El profesor de la CEU-UCH ha colaborado en este estudio con Gislaine C. Padovani y Amauri J. Paula, del Departamento de Física de la Universidade Federal do Ceará (Brasil); Victor P. Feitosa, del Departamento de Odontología Restaurativa de esta universidad brasileña; Franklin R. Tay, del Department of Endodontics de la Georgia Regents University, en Augusta (Estados Unidos); Gabriela Durán, de la Faculdade de Odontologia de la Pontifícia Universidade Católica de Campinas (Brasil); y Nelson Durán, del Instituto de Química de esta universidad brasileña.

Consulta aquí más noticias de Valencia.