Las 'mujeres diamante', tal y como se han bautizado las siete directoras y guionistas españolas que han participado en la mesa redonda 'Femenino Singular' en la 60 edición de la Seminci, han reivindicado este domingo el papel femenino en el mundo audiovisual, que han calificado de "estereotipado" y "discriminatorio".

Las siete mujeres que han participado han sido Icíar Bollaín, Daniela Fejerman, Chus Gutiérrez, Josefina Molina, Silvia Munt, Inés París y Gracia Querejeta, que han sido moderadas por Fernando Lara, miembro del jurado de esta edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Todas ellas forman parte de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) fundada en 2006 para defender sus derechos y "analizar el rol femenino de la mujer en el cine", donde han podido encontrarse y desde donde ahora quieren "pasar a la acción".

El moderador ha introducido a cada una de ellas y les ha pedido su opinión sobre la situación actual de la mujer en el mundo audiovisual, para lo que ha recordado otra mesa redonda en la que se juntaron algunas de estas mujeres en el año 2000 en el II Encuentro de nuevos autores en la entonces 45 edición de la Seminci.

El debate lo ha abierto la directora española Icíar Bollaín, ganadora de dos premios Goya entre otros galardones, que ha puesto en valor la creación de CIMA para "reflexionar sobre el rol femenino", algo que a su juicio les ha hecho "más fuertes y conscientes", pero ha reivindicado "más miradas de mujer en el cine", donde "no se ven valores".

Por su parte, la guionista de 'La adopción', largometraje que se estrena este martes en la Seminci, Daniela Fejerman, ha defendido que el "cine de mujeres" no es un género sino un "cine diverso", a pesar de que en el panorama actual "funcionen las etiquetas". Además ha destacado que hay "muchas cosas que no se representan".

La mujer del siglo xxi

Más adelante ha intervenido "una de las directoras más prolíficas" en España, Chus Gutiérrez, quien ha criticado que "la ficción y los medios no representan a la mujer del siglo XXI" y ha manifestado que hay "un retroceso como sociedad" en un mundo audiovisual donde no hay cabida para "los problemas de mujeres de 40, 50 o 60 años".

La palabra ha sido tomada entonces por la presidenta de Honor de CIMA, Josefina Molina, quien ha destacado la cita de la guionista Patricia Ferreira, que se encontraba entre el público, "hemos cambiado la soledad por la solidaridad" para demandar después "pasar a la acción", que en el cine "se traduce en dinero". Molina ha pedido así "poder femenino" para "humanizar el cine", tal y como hacen ya "otras mujeres en el mundo".

Después ha sido el turno de la actriz y directora, Silvia Munt, que participará en esta edición de la Seminci con el documental 'La Granja del Pas'. Munt ha subrayado el "brutal retroceso" de la escena televisiva, en la que se ha producido "un abaratamiento y una bulgarización de la mujer", cuyo "paliativo" es la "escritura de historias desde una visión femenina".

Por su parte, la directora del Área Audiovisual de la SGAE, "una de las mujeres más poderosas en lo audiovisual en España", Inés París, ha puesto el acento sobre la "mano invisible de la discriminación" que se refleja en el "contenido audiovisual español", cuya solución es "empeñarse muy muy mucho en que haya mujeres productoras".

Por último, ha intervenido la vicepresidenta de la Academia de Cine, Gracia Querejeta, que ha apuntado que el cine está "extraordinariamente resentido por el sistema de financiación de las películas". Así ha mencionado que "solo hay tres televisiones" a las que se puede acudir en la búsqueda de financiación.

Pero Querejeta ha añadido que el cine realizado por mujeres es "cada vez más complicado de elaborar", pues se encuentra "en el saco de Televisión Española", por ello ha criticado "los reducidos canales" de los que disponen.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.