El Rastrillo Aragón confía en recaudar 600.000 euros para su programa de vivienda y una escuela para jóvenes

La Fundación Federico Ozanam ha inaugurado este viernes el Rastrillo Aragón 2015, una iniciativa con la que esperan recaudar unos 600.000 euros para su Escuela de Segunda Oportunidad, dirigida a jóvenes de entre 16 y 25 años, y para su programa de viviendas de cesión gratuita.
El Rastrillo Aragón permanecerá abierto hasta el 2 de noviembre
El Rastrillo Aragón permanecerá abierto hasta el 2 de noviembre
EUROPA PRESS

La Fundación Federico Ozanam ha inaugurado este viernes el Rastrillo Aragón 2015, una iniciativa con la que esperan recaudar unos 600.000 euros para su Escuela de Segunda Oportunidad, dirigida a jóvenes de entre 16 y 25 años, y para su programa de viviendas de cesión gratuita.

El presidente de la Fundación Ozanam, Fernando Galdámez, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, han asistido a la apertura del Rastrillo, en la sala Multiusos del Auditorio, en un acto que ha contado también con la presencia del delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, del gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos, y del vicario general de la Diócesis de Zaragoza, Manuel Almor, quien ha procedido a bendecir la XXIX edición de esta iniciativa.

Galdámez ha indicado que, hasta el próximo 2 de noviembre, "esperamos que nos visiten más de 100.000 zaragozanos estos días" para lograr los 600.000 euros de recaudación y "sobre todo conseguir nuestros objetivos: llevar techo a los que no pueden pagar siquiera un alquiler social y reintegrar en la sociedad a los jóvenes que se han quedado fuera del sistema educativo, que no tienen familiar y que están totalmente excluidos". El Rastrillo es "un medio", pero "lo importante son las personas", ha subrayado.

El presidente de Ozanam ha citado a la economista francesa Esther Duflo, premio Princesa de Asturias en Ciencias Sociales 2015, y su trabajo en el que anima a "repensar la pobreza" para aludir a los nuevos rostros de la pobreza que han surgido con la crisis, a esas personas a las que la fundación pagará su alquiler social durante un año, así como los gastos de suministro, con la esperanza de que su situación mejore y "puedan pagar esos 50 ó 60 euros al mes" de su vivienda social.

También a los jóvenes "que no tienen ni la categoría de ni-nis, que están excluidos del sistema educativo, del mundo laboral" y a quienes Ozanam desea dar "una segunda oportunidad".

Galdámez ha remarcado que Ozanam "siempre ha estado junto a los que menos tienen" y ha recordado las palabras del Papa Francisco, en su viaje a Cuba, para advertir de que "nunca el servicio tiene ideología", sino que "hay que trabajar por las personas, no por la ideología". Ha deseado que en estos once días el Rastrillo quede "vacío" de productos "y los hayamos vendido absolutamente todos".

SOLIDARIDAD

El alcalde de la capital aragonesa, Pedro Santisteve, ha sostenido que la sociedad civil "tiene que actuar con solidaridad" y, en tiempos de crisis, los ciudadanos deben "ser conscientes" de que es necesario avanzar con "criterios de justicia social y dignidad", analizando cómo se puede distribuir la riqueza para ayudar a quienes "están sufriendo día a día".

En su opinión, este tipo de iniciativas son "muy necesarias" y complementarias con las acciones que emprenden las instituciones para lograr "una sociedad en valores, que luche y pelee por una auténtica justicia social y por la equidad".

Santisteve ha recordado las "apabullantes" cifras que cada año rodean al Rastrillo, por la cantidad de voluntarios, de puestos, por su recaudación, grandes números que reflejan el éxito que despierta entre los zaragozanos y su solidaridad.

"Desde el Ayuntamiento de Zaragoza aplaudimos vuestro trabajo y agradecemos vuestra labor imprescindible para complementar a la Administración pública, por lo que os animamos a seguir luchando por una sociedad donde todos vivamos en igualdad de oportunidades", ha concluido.

El gerente del IASS, Joaquín Santos, ha apuntado que instituciones y entidades como Ozanam "tenemos un objetivo común", trabajar por la "inserción e inclusión" de quienes más lo necesitan, mientras que el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, ha agradecido a la Fundación y a sus voluntarios su trabajo y su ayuda "a los más desfavorecidos".

32

Stands y 850 VOLUNTARIOS

En esta XXIX edición del Rastrillo Aragón colaboran más de 850 voluntarios y 500 empresas. Permanecerá abierto hasta el lunes 2 de noviembre, en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza, en horario ininterrumpido de 11.00 a 21.00 horas. Entre las novedades de este año, los días laborables habrá dos stands con sus productos al 50 por ciento.

El Rastrillo dispone de 32 stands con ropa nueva y de segunda mano, material deportivo, regalos, artículos de Navidad, pastelería, alimentos aragoneses, libros, música, muebles, así con el expositor Inserta, la empresa de inserción laboral de la Fundación que ofrece a los visitantes sus servicios de mantenimiento, albañilería, carpintería y confección. También hay una zona de restauración.

Asimismo, un año más el Rastrillo contará con visitas solidarias de personalidades del mundo del deporte, de equipos como el CAI Basket Zaragoza, Real Zaragoza, Mann Filter, D-Link, Balonmano Aragón, y de la sociedad zaragozana como el presentador Luis Larrodera, el cineasta Gaizka Urresti o los escritores, Magdalena Lasala, David Lozano, Luis Alegre, José Antonio Bernal y Javier Vázquez.

En la sección de cuadros, los visitantes podrán encontrar dos lienzos de la conocida monja pintora Isabel Guerra y, como novedad, en esta edición se desarrollará un encuentro de bloggers.

OBJETIVOS

Los objetivos de este año son impulsar el programa de pisos en cesión gratuita y la escuela de segunda oportunidad. En materia de vivienda, además de los 300 pisos de alquile social que gestiona, desde 1997 la Fundación pone, de forma gratuita y temporal, casas a disposición de familias que carecen totalmente de recursos. Actualmente son 13 las viviendas destinadas a este objetivo.

El plazo máximo de estancia es un año y los trabajadores sociales de la Fundación realizan un seguimiento permanente de las familias acogidas. En 2015 se alojarán en los pisos a 75 personas.

Respecto a la escuela de segunda oportunidad, es un proceso tutelado, de al menos un año de duración, en el que se trabajan las actitudes personales y sociales y las habilidades profesionales para lograr la inserción laboral y social de los jóvenes. Este año la entidad quiere llegar a 150 jóvenes, el doble que en el pasado año, en un servicio que cuenta con un equipo de 20 profesionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento